{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Entras en las tiendas y no sabes qué comprarte (de todo lo que ves)? El objetivo esta primavera es rejuvenecer tu armario y darle un nuevo aire de acuerdo a las tendencias que más se llevan, y para eso vamos a contarte cuáles son las 11 prendas que no te pueden faltar.

1. Un top de ante. El ante fue el tejido estrella de la pasada primavera y este año es una tendencia en alza: lo vemos en faldas, tops, chaquetas… Para nosotras la prenda que tiene más recorrido es un top. Al ser finitos y de corte recto podrás seguir usándolos cuando haga calor, mientras que una chaqueta o falda no.

2. Un jersey oversize de punto fino, en gris perlado o rosa cuarzo, para las noches de refresco.  Es una prenda muy versátil.

3. Una camisa o top blanco con volante que deje tus hombros al aire. Los hombros serán protagonistas este año, y varios cortes nuevos que te van a encantar. ¡Los llevaremos al descubierto casi todo el tiempo! Échale un vistazo a los escotes en X.

4. Una falda plisada, tú eliges si midi o larga, en colores pastel o navy.

5. Unos jeans skinny con rotos, blancos nos encantan. Los más elegantes son los que llevan un corte en la rodilla.

6. Un pantalón culotte o uno recto y con largo hasta el tobillo. Han arrasado en las pasarelas.

7. Un maxichaleco, con solapa vuelta si puede ser, que se lleva muchísimo. Los tonos verde militar y los camel desérticos son los más acertados.

8. Un sleep dress, porque es la prenda estrella del verano. Los hay en infinidad de texturas, colores y acabados pero con un denominador común: el estilo lencero. Elige el que más te guste, liso, con estampado floral

9. ¡Un mono de colores! Preferiblemente ni muy corto ni muy largo, este año triunfan los cropped y un nuevo largo justo por debajo de la rodilla.

10. Vestido – camisa de encaje blanco, delicado, sutil y muy femenino, invita a enseñar piel sin renunciar al romanticismo del tul, las puntillas y los volantes.

11. Un body retro con espalda al aire, si te atreves con él, escógelo bien: que sea sencillo para poder combinarlo mucho, porque una vez te lo pongas, ¡no querrás quitártelo! Y si crees que no es para ti, pruébatelo con una chaquetilla larga de punto fino que deje que se intuya debajo… te encantará el efecto.

¿Te ha gustado este artículo? Dale me gusta o déjanos un comentario, tal vez hayamos pasado por alto alguna prenda que a ti te encante, ¿nos la cuentas? 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.