MENÚS SALUDABLES PARA NIÑOS

Nutrición

Puede pasar que te encuentres con el menú de un restaurante que tenga opciones menos recomendables. Pueden incluir pasta con salsas de muchas calorías, carnes rebozadas y fritas, patatas fritas, hamburguesas…y a menudo no incluyen vegetales u otros alimentos saludables para los niños. Y esto tiene una lógica: muchas veces buscamos que los alimentos llamen la atención de los peques y los tomen sin pegas. Esto mismo se repite en algunos casos también en casa: a causa del ritmo de vida que tenemos, por ejemplo, los alimentos pre-cocinados toman un protagonismo importante, gracias a su rapidez de preparación.

Si este patrón se repite de forma constante puede crear sobrepeso y hacer que a los niños les falten algunos nutrientes esenciales para su alimentación.

¿Qué podemos hacer para fomentar una alimentación saludable en los niños?

Primero, dar ejemplo como adultos: tomándonos el tiempo de comprar y cocinar alimentos saludables y comiéndolos frente a ellos desde que son pequeños.

Esto no tiene por qué implicar mucho tiempo en la cocina: se pueden elaborar menús saludables en poco tiempo. Las legumbres cocidas, verduras en conserva y verduras y hojas ya cortadas, son una buena solución.

Otro recurso para ir más rápido sería destinar uno o dos días de la semana a cocinar y a planificar lo que vamos a comer durante la semana.

La estructura de un menú saludable para un niño es la que recomienda el plato de Harvard: 50% vegetales, 25% alimento proteico y 25% hidrato de carbono.

Os traemos 12 ideas de menús saludables y sencillos para niños que cumplen con proporciones recomendadas del plato. ¡No olvides ajustar el tamaño de las raciones se debe ajustar a la edad del niño!

  • Una porción de lasaña de verduras (espinacas, cebolla, pimientos) con carne picada + ensalada
  • Hummus con crudités (calabacín, zanahorias) y filete de merluza
  • Paella con gambas, sepia y verduras (tomate, cebolla, judía, pimientos)
  • Salmón con judías verdes y arroz integral
  • Ensalada de alubias con pimiento, tomate y aceitunas y queso feta
  • Pasta al wok con pollo, zanahoria, champiñones, cebolla y pimientos
  • Quinoa con daditos de tofu, calabacín y berenjena
  • Muslo de pollo con boniato al horno y ensalada
  • Crema de calabaza y patata, dorada al horno
  • Tortilla de calabacines y patata (2 huevos)
  • Ensalada de pasta integral con huevo duro, canónigos y tomates cherry
  • Guiso de lentejas con verduras (zanahoria, tomate, cebolla, pimiento, calabaza)
  • Es importante variar los platos a lo largo de la semana para introducir cada grupo de alimentos, siguiendo las recomendaciones que puedes encontrar aquí.

    Estos platos se transforman en menús completos acompañados de agua como bebida principal y fruta o un lácteo como postre.

    ¡Danonino es ideal para completar el menú de los más peques, junto con un queso fresco bajo en grasa, que es fuente de calcio y vitamina D, además de que a ellos les encanta!