{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, ya que desde la cena del día anterior y hasta que nos levantamos, han pasado muchas horas en que nuestro cuerpo no ha recibido nada de alimento, y ¡necesita que le subministremos energía!

Pasos para un desayuno saludable

Primero de todo, es importante que os levantéis con suficiente tiempo para dedicarle de 10 a 20 minutos a este momento tan importante del día: el desayuno. Así que os recomiendo que os despertéis un poquito antes; y no os preocupéis, porque ¡un desayuno saludable hará que empecéis el día con mucha más energía y ánimos!

A veces, uno se levanta sin hambre porque no tiene la costumbre de desayunar. Para acostumbrar al cuerpo a aceptar comida de buena mañana, hay que ingerir cada día un pequeño tentempié al levantarse, de modo que al final, será el propio cuerpo quien os dirá: ¡tengo hambre!

Un desayuno saludable debe tener alimentos indispensables del grupo de las frutas, cereales y lácteos: fruta, que nos aporta vitaminas y minerales; un poco de cereales, en forma de pan, muesli o cereales de desayuno, que nos aportan carbohidratos complejos para tener energía durante toda la mañana, y un alimento lácteo, muy necesario por su aporte en calcio, y que bien puede ser un vaso de leche, un poco de queso o un yogur.

Ideas para un desayuno saludable

Os propongo un desayuno saludable distinto para cada día de la semana:

  • Lunes: Café con leche, con un bocadillo de pan integral con atún en aceite de oliva y un kiwi.
  • Martes: Bol de yogur con cereales y un zumo de naranja natural.
  • Miércoles: Una manzana y un bocadillo de pan integral con queso fresco.
  • Jueves: Batido de fruta con leche o yogur, y unas tostadas con jamón.
  • Viernes: Te o infusión y yogur con cereales y una pera.
  • Sábado: Yogur y tostadas con mermelada de fruta baja en azúcar y un zumo de fruta natural.
  • Domingo: Café con leche, con bizcocho casero y un bol de fresas.

Como veis, hay multitud de combinaciones para hacer un desayuno saludable y, evidentemente no hace falta que lo sigáis a rajatabla, sólo hay que recordar que estén presentes los 3 grupos de alimentos: fruta, cereales y lácteos. De todas formas, lo mejor es ir variando de desayuno cada día; así aportamos gran variedad de nutrientes a nuestro cuerpo, ¡todos muy necesarios para estar y sentirnos perfectamente!

Si veis que de buena mañana es demasiada comida, una opción es que fraccionéis el desayuno en dos tomas, una antes de salir de casa y la otra, a media mañana. ¡Ya veréis que os sienta la mar de bien!

Así que, ya sabéis, ¡a salir de casa habiendo desayunado! Y, ¡no dudéis en compartir con todos en el blog de Danone vuestros desayunos saludables!

¿Cómo se prepara?