{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Seguro que en la televisión habéis visto alguna vez un desayuno americano. El clásico desayuno de origen americano se caracteriza por ser uno de los que mayor contenido calórico tiene, ya que se compone de varios alimentos con aporte de grasas y azúcares. ¿Cuáles?

  1. Disfruta de un desayuno americano completo
  2. Lo más clásico del desayuno americano
  3. Prepara tu desayuno americano

Disfruta de un desayuno americano completo

Las bebidas tradicionales de los desayunos son el café, la leche, el té y los zumos o jugos de frutas.

A estas bebidas y los panes o tostadas, el desayuno americano suma dos alimentos fundamentales para ellos: el huevo y la carne, especialmente el tocino. Son varias las combinaciones que se hacen con estos dos alimentos: sándwich de huevo con tocino crujiente, tostada con tocino y un agujero en medio con un huevo frito, huevos revueltos con bacón y salchichas…

También son típicos los cereales de desayuno tipo corn flakes, o bien solos o bien acompañados de leche o frutas.

Lo más clásico del desayuno americano

Pero, si hablamos del desayuno americano, no puede faltar que hagamos mención a los panqueques o tortitas. Son los preferidos de los niños y adolescentes, ¡qué buenos están! Los panqueques son tortitas que se hacen con masa de harina, yemas de huevo batidas y un poco de leche. Dada la sencillez de su preparación y su delicioso sabor, los panqueques americanos son populares en todo el mundo.

Hoy en día podemos comprar, incluso, preparados deshidratados para hacer tortitas en casa, a los que sólo hay que añadirles agua y cocer la masa. La verdad es que la clásica foto de varios panqueques dispuestos uno encima del otro ¡es visualmente deliciosa y atractiva! Se sirven calientes, y se les vierte por encima jarabe de arce, de maíz, miel o mermelada.

También se puede optar por unos waffles (hechos con una mezcla de distintas harinas) o unas clásicas y deliciosas tostadas francesas (muy parecidas a nuestras torrijas), dos recetas que, al igual que las tortitas, se pueden combinar con cualquier salsa dulce o alimento salado.

Bueno, ¡pues ya habéis visto en qué consiste!

 

desayuno americano desayuno americano

Prepara tu desayuno americano

La gran pregunta ahora es: ¿cómo podemos hacer un desayuno americano saludable en casa? Como todo, lo importante es ver el conjunto de toda la alimentación que llevemos a cabo a lo largo del día y el gasto energético que tenga cada persona. Es decir, si practicamos mucha actividad física necesitaremos más calorías diarias y podremos darnos algún que otro caprichito más a menudo. Eso sí, siempre dejando los alimentos más calóricos y con más aporte en grasa y azúcar, para tomarlos sólo de vez en cuando y no cada día, como, por ejemplo, los jugos de frutas, el bacón o las tortitas.

La ideas de desayuno americano (más saludables)

  • Bocadillo de tortilla con salchicha (una unidad), zumo de naranja natural y té con leche semidesnatada o desnatada.
  • Vaso de leche semidesnatada o desnatada y tostadas con mermelada de frutas.
  • Café con leche semidesnatada o desnatada y cereales de desayuno con fruta natural.
  • Un par de tortitas con trozos de fruta natural y un yogur.
  • Huevos revueltos con tostadas, café con leche semidesnatada o desnatada y una fruta.

De esta forma, y si es así como nos gusta, podemos ir combinando el clásico desayuno continental o europeo con el desayuno americano. ¿Qué os parece?

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder