{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, pero si hay alguien que se toma esta afirmación en serio son los ingleses. El origen del desayuno inglés se remonta a la época campesina en la que los trabajadores se enfrentaban a duras jornadas laborales en climas fríos y lluviosos. Por eso necesitaban comenzar el día con un desayuno fuerte y completo. Más tarde, hacia el siglo XIX, este desayuno se puso muy de moda entre la nobleza inglesa y pasó a ser una tradición familiar.

Actualmente, el desayuno inglés o full english breakfast, sigue siendo uno de los más consumidos y se ha adoptado en países como Norteamérica, Canadá o Alemania, incluyendo alguna variación. Este delicioso desayuno está especialmente indicado para aquellas personas que necesitan una dosis extra de energía para comenzar el día, especialmente si se pretende practicar deporte o se van a enfrentar a una larga jornada laboral. Si este es tu caso, ¡no te preocupes! Aquí te damos todas las claves para que aprendas a preparar este desayuno tan completo.

Desayuno inglés: ingredientes

  • Carne
  • Verduras y hortalizas
  • Huevos
  • Judías
  • Pan
  • Patatas
  • Bebidas

Desayuno inglés: la carne

Especialmente salchichas y bacon frito, aunque en ocasiones también suele incluir morcilla. En la carne encontraremos la proteína necesaria que ayudará a nuestros músculos a ganar masa.

Verduras y hortalizas

Entre las que se incluyen los espárragos verdes, el pimiento rojo y verde y los champiñones. Todo ello viene también acompañado por algunas rodajas de tomate asado.

Los huevos. Un clásico del desayuno inglés

Se trata de un alimento imprescindible en cualquier desayuno inglés. Los huevos se presentan casi siempre fritos, aunque si lo prefieres también se pueden hacer revueltos.

Judías

Aunque resulte exLas típicas baked beans: judías estofadas en salsa de tomate que podemos encontrar ya preparadas y enlatadas. Aunque nos resulte raro incluir legumbres en nuestro desayuno, en realidad es una buena manera de aportar hierro, calcio y vitaminas a nuestro menú.

Pan

Ya sea pan de molde o de barra, frito o tostado. Es un ingrediente imprescindible para acompañar a las judías o para mojarlo en la yema del huevo frito. También se suele tomar en forma de tostadas, acompañado de mantequilla y mermelada.

Patatas

Las patatas son también un elemento clave del desayuno inglés. Se pueden tomar en diferentes formas: asadas, fritas o en puré. A veces se acompañan de kétchup o mayonesa.

Bebidas

Para acompañar todos estos alimentos no hay nada mejor que una taza de té, sin duda un clásico de este desayuno. Aunque también se puede tomar café o zumos de frutas.

Aprende a preparar un desayuno inglés

Ahora que ya sabes qué alimentos lo componen, ¡es hora de ponernos manos a la obra! Aquí te dejamos la receta para preparar un clásico desayuno inglés:

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 3 tiras de bacon
  • 100 gr de champiñones
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 100 gr de judías estofadas
  • 1 tomate
  • Aceite y sal

En una sartén calienta abundante aceite para freír los dos huevos. Una vez fritos, retíralos, reserva el aceite en un recipiente y deja un poco en la sartén para poder freír las tiras de bacon y saltear los champiñones, previamente cortados y lavados.

Corta el tomate por la mitad y cocínalo vuelta y vuelta en otra sartén con aceite limpio. Añádele una pizca de sal. Puedes utilizar esta misma sartén para verter en ella las judías enlatadas y calentarlas.

Por último, tuesta en la sartén o en la tostadora dos rebanadas de pan y añádeles las judías por encima. Dispón todos los ingredientes en un mismo plato ¡y a disfrutar! Si te gusta el té, acuérdate también de prepararte una taza: será la guinda de nuestro desayuno inglés.

Las vitaminas B6 y B12 contribuyen al metabolismo energético normal.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.