{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Sueñas con cambiar de look? A lo mejor buscas un nuevo estilo, pero en lugar de cortar tu melena puedes cambiarla de color. El color de pelo influye muchísimo en tu mirada y en tu imagen personal, ¡encuentra aquél que te hace brillar y estar más guapa!

¿Tienes la cara amplia?

El cabello rubio, iluminado tono sobre tono, adelgaza el rostro. Sin embargo, los colores uniformes hacen que la estructura facial se vea más amplia todavía, y llaman la atención sobre los detalles que prefieres ocultar. A las pieles claras les favorece el color miel o el cabello rubio dorado.

¿Tienes la cara alargada?

Para suavizar el largo del rostro puedes utilizar diferentes tonos en el cabello. Añadiendo

capas de color romperás la impresión de longitud y equilibrarás el rostro. Si eres rubia, mezcla rubio caramelo y marrón dorado. Si tienes el pelo oscuro, dale profundidad con reflejos en un marrón más claro, más luminoso.

¿Tienes la cara pequeña?

Si tienes la cara pequeña y cuadrada, puedes apostar por un color uniforme. Negro, castaño o incluso rubio platino. También puedes elegir un corte sin capas, combinando un corte recto con un color uniforme estarás muy a la moda.

Truco para hacer tu propio color:

Elige un color dos tonos más claros o dos tonos más oscuros que tu color natural y utiliza un corrector de raíz para enmascarar las raíces y primeras canas. Utiliza siempre productos adecuados para el cuidado de tu color, ¡así garantizarás que mantienes el brillo durante más tiempo!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.