{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Consigue el look que estabas buscando con el acabado ideal: es sencillo, ¡solo tienes que elegir los productos que mejor te van! Sigue nuestros consejos y tu rostro mantendrá una apariencia fresca todo el día.

Paso 1La base. Una buena base es lo primero que necesitas para crear en tu rostro un lienzo perfecto sobre el que aplicar el maquillaje. Es importante elegir una que permita que tu piel respire a la vez que proporciona un aspecto mate, de acabado perfecto y sin imperfecciones.

Paso 2 - Corrector. Elige una textura ligera pero consistente, cubriente. Puedes buscar fórmulas con balance y control de aceites, que además tengan un efecto satinado. Eso sí, siempre con SPF para proporcionar a tu piel una protección adicional contra el sol. Para cubrir sombras oscuras bajo los ojos, pon unas gotitas de corrector en las ojeras y presiona suavemente con los dedos. El calor de tu piel te ayudará a que funda perfectamente.

Paso 3 - Ojos. Coloca una sombra en crema o un lápiz delineador en la base de las pestañas superiores, delineándolas bien. Una vez aplicado extiéndelo cuidadosamente desde la base, con un pincel, hacia arriba para degradar el color. Las sombras de turquesa, púrpura y oro trabajan bien en todos los tonos de piel. Para terminar los ojos, aplica una máscara de pestañas resistente al agua.

Paso 4 - Pómulos y labios. Con los dedos, aplica colorete en crema en tus mejillas, extendiéndolo con movimientos circulares. Con el producto sobrante de tus dedos, toca tus labios para darles un tono suave.

Paso 5 – Toque final. Usa polvos translúcidos y una brocha suave para fijar y matificar todo el maquillaje, sin olvidar las orejas. Los polvos traslúcidos pueden utilizarse en todos los tipos de piel. 

Truco: Mantén tu corrector a mano todo el día para retocar las áreas que necesiten un poco de atención extra.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.