{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

A cualquier edad, mantener una hidratación adecuada es un requisito importante para gozar de buena salud (según la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos -EFSA-, contribuye al mantenimiento de las funciones físicas y cognitivas).

Basta un ejemplo: el 60% de nuestro cuerpo está compuesto de agua contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales a la regulación normal de la temperatura corporal, con una ingesta diaria de al menos 2l de agua al día.

Por otra parte, con cualquier actividad física, por pequeña que sea, se eliminan agua y electrolitos debido al sudor (una mujer de unos 65 kg de peso, sentada y en un ambiente cómodo, pierde 250 ml por hora; y tanto hombres como mujeres perdemos de 2 a 2,5 litros al día).

El problema es que la perdemos de forma constante y sólo la reponemos esporádicamente. Es decir, bebemos cuando nos acordamos, nos apetece o sentimos sed. Cuando se dispara la señal de que tenemos sed, ya existe cierta deshidratación (el 60% de los españoles reconoce que sólo bebe entonces). Hay varios trucos para que ese hábito no se te resista. 

Algo que realmente debe vigilarse en etapas como el embarazo y la lactancia y en los niños y las personas mayores (con la edad disminuye la sensación de sed, por lo que pueden no beber lo suficiente, justo cuando es conveniente que lo hagan más a menudo y en cantidades pequeñas.

¿Qué bebidas interesan?

Básicamente agua, y mejor aún si es mineral, como por ejemplo, Font Vella. Pero también refrescos, infusiones, caldos... Y, si se hace deporte, bebidas con hidratos (con un 4-8% de estos).

Rendirás mejor

Una hidratación adecuada durante la jornada laboral es el secreto para mejorar la productividad y mantener el bienestar. Así que no te olvides de los 8 vasos de agua diarios que se recomiendan actualmente y que pueden tratarse de agua o de resfrescos ligth, infusiones, caldos, etc.

No te olvides de los lácteos

Son una de nuestras principales fuentes de calcio (un vaso de leche de 250 ml aporta 300 mg de calcio de la cantidad media -1.200 mg- que se recomienda tomar a diario.

Y es que, a partir de los 9 años de edad, su consumo se reduce notablemente (por ejemplo, en la adolescencia, etapa en la que se adquiere el 40% de la masa ósea).

No olvides tomar aproximadamente entre 2 a 4 raciones de lácteos al día, ya sea como yogur, queso, kéfir, leche... Son toda una riqueza nutritiva en este mineral.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.