{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Eso sí, ¡sin renunciar al placer de los sabores que nos regala la primavera! Para ello, hoy os voy a hablar de cómo elaborar refrescos naturales. Ya veréis que son recetas muy fáciles y, por tanto, ideales para iniciar a vuestros hijos en la cocina. ¡Vamos a ello!

Muchos refrescos comerciales contienen una gran cantidad de azúcares añadidos y, por ello, es una gran idea elaborar nuestros propios refrescos naturales, a los que les podremos añadir menos azúcar, si así lo deseamos, y cualquier otro ingrediente que nos guste y apetezca. Ya veréis qué recetas de refrescos, muy saludables y apetitosos, os proponemos hoy. Seguro que a vuestros hijos les encantan, ¡y también al resto de la familia!:

Naranjada casera

Necesitaremos 8 vasos de zumo de naranja, 4 vasos de agua mineral, azúcar al gusto, hielo en cubos, unas hojas de menta y una rodaja de naranja o limón para decorar. Para elaborar la naranjada colocaremos el zumo de naranja y el agua en una batidora, le añadiremos el azúcar y lo mezclaremos bien. Cuando la mezcla esté lista, le añadiremos cubitos de hielo y una picada con las hojas de menta, y la meteremos en la nevera, ¡para que podamos tomarla bien fría! Tiene buena pinta, ¿verdad?

Limonada con hierbabuena

Utilizaremos 2 ó 3 limones, 100 g de azúcar, un manojo de hierbabuena, ½ litro de agua mineral y hielo picado. También utilizaremos la batidora, a la que añadiremos los limones pelados y cortados a trozos, la hierbabuena, el azúcar y el agua: colaremos la mezcla para eliminar los trozos demasiado grandes de pieles y tallos de hierbabuena, añadiremos el hielo picado y ¡a servir! ¡Veréis qué toque más refrescante le da la hierbabuena!

Refresco de jengibre casero

este refresco me encanta. El jengibre tiene un sabor muy intenso, pero en refresco queda muy suave y refrescante. Necesitaremos 15 g de jengibre fresco, ½ litro de agua, 3 cucharadas soperas de miel, media naranja y el zumo de 1 limón. Para elaborarlo, pelamos el jengibre y lo cortamos en trozos no muy gruesos. Lo colocamos en un cazo con el agua y dejamos que hierva. Añadimos la miel y la media naranja con piel (con el fuego más bajo), el zumo del limón y dejamos la mezcla en el fuego durante unos 20 minutos. Tiene que quedar bien concentrado (color amarillo). Por último se diluye en agua mineral, y se deja enfriar para poder servir bien frío. ¡Ummmm!

Leche merengada

Este ya es un refresco elaborado a base de leche y no de agua mineral. Está buenísima y es muy nutritiva. Ideal para merendar alguna tarde en una terracita soleada. Necesitaremos 1 litro de leche, 1 bastoncito de canela, la piel de 1 limón y azúcar. La receta es bien fácil, herviremos la leche junto a la canela y la piel del limón, cuando suba, bajamos la temperatura del fuego y la hacemos subir de nuevo. Repetimos el proceso tres veces. Entonces, dejaremos la leche enfriar y, después de añadir el azúcar, la pondremos en la nevera. ¡Espectacular!

Ya veis que de refrescos hay muchos y muy variados. Además, son muy sencillos de elaborar, por lo que son recetas ideales para hacer con los más peques (y no tan peques) de la casa. Eso sí, recordad que si los queremos hacer más ligeros y saludables (de consumo diario) tenemos que intentar reducir el azúcar que añadimos al máximo o utilizar edulcorante.  

¡Venga! A hidratarnos disfrutando a tope de los sabores que nos ofrecen estas recetas.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.