{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Todas las vitaminas y minerales son importantes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, pero hoy vamos a destacar el valor de la vitamina D, un nutriente que se encuentra en las células de todo el cuerpo.

Qué nos aporta la vitamina D

Es un nutriente especialmente importante para mantener los huesos fuertes, ya que favorece la absorción del calcio que obtenemos de los distintos alimentos. También es esencial para el movimiento de los músculos, puesto que es necesaria para que los nervios puedan transmitir mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo. Otro de sus beneficios lo relacionamos directamente con el sistema inmunitario, ya que nos ayuda a combatir a las bacterias dañinas.

En conclusión, la vitamina D influye en el correcto funcionamiento de muchas partes de nuestro organismo, de ahí que sea tan importante consumir la cantidad diaria recomendada.

 

Alimentos que aportan vitamina D

No hay muchos alimentos que contengan vitamina D de forma natural.

  • Una de las fuentes más importantes de vitamina D son los pescados grasos como el salmón o el atún.
  • Aunque en menor cantidad, el hígado vacuno, el queso y la yema de huevo también contienen este nutriente.
  • Hay algunos hongos que también aportan cierta cantidad de vitamina D.

Al ser una vitamina esencial que se encuentra en pocos alimentos, hay muchos productos que están fortificados con vitamina D.

 

En cada botellita de Actimel puedes encontrar vitamina D y B9

 

 

Más fuentes de vitamina D

La alimentación no es la única fuente de vitamina D que existe. De hecho, la piel es capaz de generarla a partir de la exposición directa a la luz solar. Eso sí, protégete siempre antes de exponerte directamente a los rayos del sol.

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder