{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

¡Hola a todos! Después de un duro día de trabajo todos llegamos a casa muy cansados y, de vez en cuando, comemos cualquier cosa para irnos a dormir lo antes posible. Pero tenemos que tener en cuenta que aunque la cena sea la última comida del día no significa que sea menos importante.

Para cenar en condiciones tenemos que tomarnos nuestro tiempo en la cocina. Sé que muchas veces nos da pereza, pero depende mucho de cómo lo afrontemos. A mí personalmente, me sirve para desconectar del trabajo ya que me entretiene y me mantiene ocupada. Si le dedicamos el tiempo que se merece conseguiremos hacer una cena elaborada y variada que equilibre todos los nutrientes ingeridos durante todo el día y nos aporte las energías necesarias para nuestro organismo.

Otro factor muy importante es cenar siempre a la misma hora. Así nos será más fácil disfrutar más tiempo con nuestra pareja o nuestros hijos y compartir con ellos las experiencias que hemos vivido durante ese día. Después de cenar, tenemos que esperar un tiempo antes de irnos a la cama ya que nuestro cuerpo necesita su tiempo para digerir los alimentos y así nos será más fácil dormir cada noche como un bebé.

Pero lo principal es no saltarnos nunca la merienda. Así no llegamos a la cena con el estómago vacío y con una ración ligerita, variada y fácil de digerir conseguimos saciar nuestro apetito.

Para que os animéis y empecéis a mimar vuestras cenas os dejo una de mis recetas.

¡Espero que os guste!

 

 

¿Cómo se prepara?