{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Aunque sea la última comida del día, la cena no es menos importante que el resto de las comidas. Hay ciertos días, pero, en los que estamos cansados de toda la jornada y tenemos pocas ganas de cocinar por la noche, aunque sabemos que una cena saludable también forma parte de una alimentación equilibrada ¿cómo podemos hacerlo? ¡Vamos a verlo!

En primer lugar, tenemos que recordar que, por muy rápido que queramos hacerlo, para que una cena (lo mismo sería para una comida) sea equilibrada, es recomendable que incluya estos tres grupos de alimentos:

  • Un alimento que nos aporte hidratos de carbono complejos: como, por ejemplo, pasta, arroz, pan, tostadas, patata, cuscús, etc. Si los podemos escoger en su versión integral mucho mejor, por su mayor aporte en fibra, vitaminas y minerales.
  • Verdura: alternando entre verdura cruda y verdura cocinada.
  • Un alimento que nos aporte proteínas: legumbres, pescado, marisco, huevo, carne, lácteos o derivados.

 

5 Cenas saludables

En base a esto, pues, y conociendo qué alimentos debe contener nuestra cena para que sea equilibrada, os proponemos estas 5 cenas saludables:

Cena saludable #1. Crema de verduras y ensalada de arroz con gambas

Podemos optar por comer, de primer plato, una deliciosa crema de verduras ya preparada, de calabacín con quesito o de verduras mediterráneas, por ejemplo. Y, de segundo plato, será muy rápido cocinar un minuto en el microondas un arroz precocinado y mezclarlo con unas gambitas congeladas pasadas por la sartén. Lo podemos aromatizar con un poco de albahaca fresca, ¡delicioso!   

Cena saludable #2. Sándwich rápido y equilibrado

La lista de sándwiches equilibrados, rápidos y digestivos que encontraréis en este post con 10 sándwiches es bastante extensa: serrano, de salmón, de vegetales escalibados, exótico, de pescado, con huevo y cebolla caramelizada, fresco y refrescante con tofu y albahaca fresca, dulce con queso y membrillo, con salchicha y salsa de mostaza o 100% vegetal. 

Cena saludable #3. Patatas al vapor con atún y ensalada

Hoy en día encontramos en los supermercados un gran abanico de opciones para preparar una comida rápida (¡y que siga siendo sana!). Por ejemplo, venden unas bolsas con patatas, de tamaño más bien pequeño, que se cuecen en unos minutos en el microondas. Siempre podemos optar también por hacerlo nosotros mismos: escogemos las patatas más pequeñas, o las cortamos en trozos pequeños y homogéneos, y, en un estuche de vapor o en un recipiente apto para microondas con tapa, las cocinamos unos minutos. Cuando estén hechas, les agregamos un poquito de aceite de oliva, las rellenamos con una lata de atún y las acompañamos con una ensalada al gusto. ¡Les van a gustar a toda la familia!

Cena saludable #4.Ensalada de lentejas con verduras y picatostes

¿No coméis muy a menudo legumbres porque necesitan bastante preparación? Otra opción es ir a una parada de legumbres del mercado de vuestro pueblo o ciudad, y comprarlas ya cocidas y ¡a punto para consumir! Ya que estamos en el mercado, podemos comprar unas verduritas, por ejemplo unos pimientos asados, y, con todo ello, os proponemos el siguiente menú: ensalada de lentejas con unos picatostes y verduras. ¡Tendremos un plato único completo!

Cena saludable #5.Tostadas vegetales con huevo duro

Otra idea de menú rápido es preparar una pequeña ensalada mientras ponemos unos huevos a hervir en agua caliente. Cuando esté hecho, podemos poner la ensalada encima de unas tostadas y añadirle también un huevo duro cortado a láminas. ¡Bien sencillo, ¿verdad?!

¿Os habéis fijado que los 5 menús incluyen los tres grupos de alimentos necesarios para ser menús adecuados para las cenas (o comidas)? Recordad que es recomendable seguir una dieta saludable.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.