{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Hace un tiempo os dimos varias ideas para hacer barbacoas equilibradas, entre las cuales vimos que junto con la carne a la brasa, y para que la comida sea equilibrada, es necesario añadir algo de verduras y hortalizas, por ejemplo, unas alcachofas o unas berenjenas y pimientos asados, en forma de escalibada, o una buena ensalada son buenas contribuciones para una barbacoa perfecta. 

Pero no siempre es necesario que hagamos carne a la brasa, y es que también podemos hacer, por ejemplo, barbacoas de pescado. ¿Lo habíais oído en alguna ocasión? ¿Las habéis hecho alguna vez?

Vamos a ver los mejores trucos para una buena barbacoa.

Algunas ideas para una barbacoa de pescado

Para los que preferís el pescado, lo más habitual es asar unas sardinas, que quedan muy bien, pero también podemos optar por caballas, truchas, salmonetes, doradas, salmón, atún, bonito, pez espada, emperador, lenguado, rodaballo, merluza, bacalao, lubina… ¡Lo que más os guste! Eso sí, un consejo a la hora de preparar barbacoas de pescado y marisco es escoger productos variados, ya que, quizá, no son muchas las ocasiones en las hacemos estas barbacoas, priorizando escoger productos locales y frescos. Vamos a ver unos cuantos ejemplos concretos:

Sardinas

Como decíamos antes, asar unas sardinas a la barbacoa es, quizá, la barbacoa de pescado más conocida. Una buena idea es marinarlas con sal gruesa y aceite de oliva y, luego, ponerlas en la parrilla. ¡Nos encantan!

Salmón

Su precio es más elevado, pero una barbacoa con salmón es una garantía de éxito. Además, es fácil de cocinar y no requiere mucha preparación.

Cigalas y langostinos

Dentro de los mariscos, las cigalas y los langostinos a la parrilla quedan genial, sobre todo con un poco de zumo de limón y aceite de oliva. Con pocos minutos de cocción será suficiente, si los hemos abierto longitudinalmente con antelación, ya que los tiempos de cocción para los mariscos y cefalópodos son muy cortos.

Consejos para una barbacoa de pescado perfecta

En las barbacoas de pescado, el marinado no resulta indispensable, pero nos aumenta el sabor del pescado. Por eso, especialmente con pescados de carne firme como el atún y el pez espada, el marinado nos irá genial para evitar que se sequen demasiado durante la cocción. Recordad que, aparte de aceite de oliva, limón y sal, podemos utilizar un sinfín de hierbas aromáticas para personalizar el sabor de nuestro marinado: eneldo, orégano, tomillo, cilantro, cebollino, perejil, etc. Si no queremos marinarlos, sí que es aconsejable mojar el pescado con aceite de oliva para evitar que se pegue en la parilla, e ir mojando el pescado en las cocciones más largas.

Además del marinado, otra opción para aliñar nuestra parrilla de pescados y mariscos son las salsas alioli, mayonesa o salsa romesco. ¡Escoged el aliño que más os guste!

El toque de una buena barbacoa

¡Ah! Y no podemos terminar este post sin mencionar las brochetas. Las brochetas de pescado a la barbacoa son fáciles de manipular para alimentos más pequeños, como gambas, langostinos, calamares, sepia o pulpo. También son deliciosas las brochetas que se combinan con verduras: gambitas y champiñón, sepia y pimiento, atún y cebolla...

Y, para convertir la barbacoa en una comida equilibrada, con unas patatas y verduras asadas (o ensalada), por ejemplo, tendremos un menú completo para disfrutar. ¿Quién ha dicho que las barbacoas sólo son a base de carne? ¡A la rica barbacoa! 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.