{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Llega el frío y apetece más que nunca comer buenos platos de cuchara llenos de proteínas y nutrientes que nos ayuden a mantener una buena temperatura corporal.

Las legumbres y el pescado son dos de los alimentos básicos de la dieta mediterránea y si los combinamos en un solo plato su valor nutricional puede multiplicarse. Las legumbres son muy ricas en vitamina E y ayudan a reducir el colesterol, mientras que el pescado, rico en ácidos grasos Omega 3, complementa para ayudar a la salud del corazón.

¿Sabías que se aconseja comer legumbres de 3 a 4 veces por semana? Sin embargo, según un estudio del Ministerio de Agricultura y Alimentación, en los hogares españoles su consumo no alcanza el promedio adecuado.

Según un reciente estudio del Centro de Nutrición Clínica de Canadá, comer una porción al día (unos 130 gramos) de legumbres puede reducir un 5% el colesterol malo, el LDL,. Además, poseen un índice glucémico bajo, es decir, se trata de un alimento que se descompone lentamente y que ayuda a reducir o desplazar a las proteínas animales.

Y también para ayudar a reducir el colesterol está muy indicado el pescado, concretamente el azul. Rico en ácidos grasos poliinsaturados Omega 3, aumentan la vasodilatación arterial para reducir el riesgo de trombosis y tensión arterial. Los expertos aconsejan el consumo de pescado fresco de dos a tres veces por semana

La mezcla entre ambos, legumbres y pescados, puede ser muy adecuada para nuestro corazón. Prueba con estas recetas y ya nos contarás.

Prueba estas tres recetas:

Alubias con bacalao

Lentejas con rape

Garbanzos con almejas

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.