{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Además de la decoración y de hacer la lista de los regalos, quizá ya estás pensando en qué cocinar. Entre Nochebuena, el día de Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el día de los Reyes Magos, ¡son tantas las comidas y cenas que hay que organizar!

De entre muchas opciones que tienes de recetas navideñas sencillas y económicas, el pavo o pollo relleno al horno es uno de los segundos platos que triunfan, sin duda, durante estas fechas. ¡Te voy a explicar cómo hacer el mejor!

Pollo relleno al horno

Para preparar un pollo relleno para estas navidades (pongamos para 4 ó 6 personas) tienes dos opciones: o rellenar un pollo entero de 1,5-2,5kg de peso o rellenar una pechuga de pollo deshuesada por persona. Para esta segunda opción puedes utilizar la piel del mismo pollo para envolver la pechuga rellena y, así, atarlo con hilo de bridar o palillos. Hacerlo directamente con las pechugas es más sencillo y, sobre todo, requiere una cocción mucho más rápida (unos 30 minutos) que un pollo entero, pero aquí te voy a explicar el modo tradicional, con el pollo entero. ¡Veámoslo!

Limpiar el pollo

Obviamente, el primer paso es limpiar el pollo, tanto por fuera (posibles restos de plumas y suciedad) como por dentro (vísceras). Si tienes que deshuesar el pollo necesitarás unos cuchillos muy bien afilados, hilo de bridar y, sobre todo, mucha paciencia (la práctica y experiencia también condicionan). Si ya lo compras deshuesado, igualmente es aconsejable que limpies su interior porque, aunque hoy en día se vendan muy limpios, no está de más asegurarnos que no queda ningún resto. 

Preparando los condimentos

Cuando tengas el pollo deshuesado y limpio hay que salpimentarlo. Ten en cuenta que el pollo entero es una pieza muy grande y que estás preparando un plato para varias personas, así que tendrás que condimentarlo bastante para que no quede soso. Y, llegados a este punto, puedes empezar a preparar el relleno. ¡Hay infinidad de opciones para el relleno! A continuación te propongo varias ideas de rellenos para 4-6 personas:

  • Ciruelas y almendras: 100g de ciruelas pasas, 100g de almendras, 1 huevo, 100g de queso rallado, orégano al gusto, 2 dientes de ajo, sal y pimienta al gusto.
  • Frutos secos, setas y frutos rojos: 200g de pechuga de pollo (además del pollo entero), 4-5 manzanas, 400g de setas variadas, frutos rojos o frutos del bosque al gusto, 400g de castañas, 10 dátiles, 100g de almendras o piñones, 1 cucharada de paté, canela molida o nuez moscada al gusto, pimienta negra, aceite de oliva y sal.
  • Frutos secos al yogur: esta receta de pollo con frutos secos le da un toque suave y ligero al pollo relleno, ¡ya verás!
  • Pollo relleno de manzana, ciruelas pasas y nueces: uno de los platos típicos de Navidad más escogidos en nuestras cocinas. Sin duda, la manzana le da un toque delicioso a los frutos secos.
  • Relleno mezcla de dulce y salado con turrón de Jijona: ¡una combinación increíble, ya verás! Para ello necesitas unos 100g de turrón de Jijona, sal, pimienta negra, aceite, 200ml de crema de leche o yogur y 100ml de caldo de pollo. ¡Mucho más innovadora que la anterior!
  • Apio, tocino y nueces: necesitarás 200g de tocino o bacón cortado en trozos pequeños, 100g de mantequilla, 4 cebollas blancas picadas, 6 tallos de apio finamente picados, 150g de nueces picadas, 300g de pan rallado, 100g de copos de avena y 2 huevos batidos.

Consejos para rellenar el pollo

¿Qué te parecen esta media docena de opciones?

Cuando esté cocido, te recomiendo que no introduzcas todo el relleno dentro de pollo, sino que guardes un poco de relleno a parte (al final verás el por qué).

Una vez cocidos los diferentes ingredientes y relleno el interior del pollo, cose la parte trasera de éste con hilo de bridar. Lo más auténtico será que procures atar el pollo en su forma original, es decir, con los mulos y alas pegados al cuerpo.

Con el horno caliente a unos 180ºC (por arriba y por abajo), coloca el pollo a media altura con las pechugas hacia arriba y empieza su cocción. Transcurrida, aproximadamente, media hora de asado, tendrás que “regar” el pollo con algún líquido, es decir, echar por encima del polloagua, vino tinto, vino rancio, caldo de pollo, zumo natural de naranja, mandarina o limón, un vino de Oporto o Pedro Ximénez, o algún otro alcohol (ten en cuenta que se evaporará) como coñac, cava, moscatel o cerveza negra, por ejemplo. En este momento (pasada media hora), y para no tener el riesgo de quemarlo por fuera y que no se cocine por dentro, es mejor que bajes el horno a unos 140-160ºC.

En función de tu horno (su capacidad y potencia) será necesario que le des la vuelta un par de veces durante la cocción.

El tiempo de cocción del pollo relleno dependerá de varios factores, como el tipo de horno o la medida del pollo y de su relleno pero, aproximadamente, calcula que necesitarás un mínimo de una hora de tiempo por cada quilo de peso. Es decir, para 3kg de peso de carne, por ejemplo, necesitarás 3h de cocción o más.

También es fundamental que, cada 40 minutos o 1 hora, vayas regando el pollo con el jugo de cocción que hayas escogido de los que antes te he comentado.

Una vez esté bien cocido, lo tendrás que servir en porciones individuales. Lo mejor es servir un trozo de la carne de pollo rellena, junto con un poco del relleno cocido solo (que antes habías reservado) y un poco del líquido de remojo para acompañar como salsa. Para su presentación final en la mesa, también puedes colocar el pollo relleno entero sobre una bandeja navideña bien bonita y, a partir de aquí, servir las raciones individuales. ¡Disfruta de un pollo relleno navideño inolvidable!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.