{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Pollo con salsa de yogur

Ingredientes

  • 8 filetes de pechuga de pollo
  • Una cebolla roja
  • Tres yogures naturales Danone
  • 100 g de pepinillos en vinagre
  • 50 g de alcaparras en vinagre
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

Para empezar, prepara las pechugas de pollo. Para ello, pon un chorrito de aceite de oliva en la sartén a fuego medio.

Cuando esté caliente, añade la cebolla roja bien picada y baja el fuego. Mantén 5 minutos hasta que empiece a estar transparente y agrega entonces la pechuga de pollo.

Mientras se hace la carne, corta las alcaparras y los pepinillos en trocitos muy pequeños y agrégalos a un bol. Añade también los yogures y una pizca de sal. Remueve bien hasta que adquiera la textura deseada.

Una vez que tenga la salsa de yogur preparada y las pechugas estén casi listas, incorpora a la sartén la mezcla que has preparado en el bol y cocina durante unos cinco minutos a fuego lento para que se impregne de sabor. Por último, rectificamos de sal y añade pimienta al gusto.

Pollo al ajillo

Ingredientes

  • 1 pollo entero
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 ñora seca
  • 1 vaso de vino blanco
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Para empezar, trocea el pollo y quítale la piel. En una sartén con aceite de oliva, fríe los ajos. Cuando estén dorados, incorpora el pollo, previamente salpimentado, la ñora y el tomillo. Deja que el pollo se cocine durante unos minutos. Más tarde, añade el vino blanco y déjalo evaporar.

Pollo agridulce

Ingredientes

  • 400g de muslo de pollo, cantidad según comensales
  • 1 cebolla picada
  • Tomate triturado al gusto
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Zumo de naranja
  • Azúcar

Preparación

Trocea y limpia bien el pollo, colócalo en una fuente amplia donde quepan todos los muslos. Salpimiéntalos bien y riégalos con un poco de aceite de oliva. Mientras, precalienta el horno a 190ºC. 

Para preparar la salsa agridulce, pela y corta la cebolla en tiras a juliana, y pon a calentar una sartén con aceite de oliva. Cuando esté bien caliente añade la cebolla, fríela durante varios minutos hasta que se poche bien. Usa un poco de sal por encima para ayudar a conseguirlo. Añade después un chorreón de vinagre, un vaso de zumo de naranja, otro de salsa de soja y tomate triturado. Las medidas ajústalas según te guste la salsa más fuerte o más suave, puedes ir corrigiendo el sabor mientras se prepara. Con el horno ya caliente, hornea el pollo durante unos 30-35 minutos, dando la vuelta a mitad de tiempo para que se hagan bien.
Cuando esté listo el pollo y la salsa, ya puedes servir el pollo regado por la salsa agridulce.

Receta para la pechuga de pollo

Ingredientes

  • 400g de pechuga de pollo
  • Aceite de oliva
  • Limón
  • Pimienta negra

Preparación

Para empezar, limpia las pechugas de pollo. Calienta aceite en una sartén. Una vez caliente, añade el pollo y fríelo durante unos minutos (si la pechuga es fina tiene que ser rápido, vuelta y vuelta, pero vigilando de que no se te reseque). Cuando este listo, condimenta con limón y pimienta negra al gusto.

El pollo es una carne blanca, versátil y sabrosa, con un alto contenido en proteínas de alto valor biológico y con un bajo aporte de grasa saturada. Por su bajo aporte en grasa, es una carne de muy fácil digestión y una de las más recomendables para cuidar la salud cardiovascular. El aporte de proteínas diario de nuestra dieta lo podemos hacer a través de alimentos proteicos de origen vegetal, como las legumbres y sus derivados, o a través de los de origen animal, como carnes, pescados, huevos y mariscos. Lo ideal es conseguir un equilibrio entre proteínas animales y proteínas vegetales en nuestra dieta. Dentro del grupo de las carnes, en concreto, lo mejor es que optes, en tu día a día, por las variedades más magras (con menos grasa), como aves y carnes blancas, es decir, pollo, pavo, conejo, etc. Eso sí, se recomienda retirar la piel de las carnes de ave, ya que es donde se acumula la grasa y el colesterol.

Conociendo, pues, su interesante valor nutricional, es hora de ponernos manos a la obra en la cocina. Tal y como decíamos antes, la calle de pollo es muy versátil y sabrosa, así que admite muchísimas preparaciones culinarias. Hoy vamos a preparar unas deliciosas pechugas de pollo aderezadas con una salsa de yogur llena de sabor.

Aunque, ya de por sí, la carne de pollo es tierna, cuando se cocina junto con algún tipo de salsa todavía queda con una textura más suave. Esto es ideal, por ejemplo, para niños o personas mayores, a quienes les va mejor este tipo de texturas más tiernas. Lo podemos conseguir con una salsa de tomate, un pisto de verduras u otro tipo de salsa, por ejemplo, la de yogur que veremos hoy. Esta salsa de yogur, con pepinillos y alcaparras en vinagre, es de textura muy suave, y aporta un aroma delicioso a los filetes de pechuga de pollo. Para hacer un menú completo, lo puedes acompañar de una ensalada de arroz o de unos tallarines con verduras como primer plato, por ejemplo, y una pieza de fruta de postre. En la parte final de la elaboración de esta receta, cuando ya lo tengas todo junto en la sartén, no olvides el paso de dejarlo cocinar unos pocos minutos a fuego lento, poquito a poco, ya que este último paso será el que impregnará bien el pollo del sabor de la salsa de yogur.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.