{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Coles, como el bróquil o la coliflor; raíces, como la zanahoria o el apio; hojas, como la lechuga o las acelgas; frutos, como la berenjena o los pimientos; flores, como la alcachofa… La lista de hortalizas y verduras que encontramos cuando vamos a hacer la compra es muy amplia, pero, ¿las sabemos presentar siempre de forma atractiva? ¿Cómo las podemos preparar?

¡En este post vamos a ver algunas ideas de recetas de verduras para niños y niñas!

Y es que nos interesa que toda la familia, también los pequeños, coma verdura, al menos una ración de ella, tanto en la comida como en la cena.

Sus propiedades son múltiples: las verduras y hortalizas son alimentos que nos aportan vitaminas, minerales y fibra, que, con muy poca grasa, aportan muy pocas calorías, pero, eso sí, con un gran contenido en agua y en antioxidantes.

Pero, lamentablemente, la dieta española actual, sobre todo la de los más jóvenes, presenta un bajo o nulo consumo de verduras. Para evitarlo, es fundamental dar ejemplo toda la familia y acostumbrar a los peques a comer de estos alimentos desde bien pequeños.

También es preferible que escojamos verdura de temporada, en este caso, durante el otoño y el invierno podemos encontrar, entre otros: calabaza, judía verde, coliflor, alcachofa, brócoli, acelgas, moniato, berenjena, calabacín, pimientos, setas o espinacas. Así, la variación en las verduras, según la época del año, hará que su consumo sea más ameno, ¿no creéis?

También es importante alternar el consumo de verdura cruda con el de verdura cocida ya que, así, garantizaremos obtener en mejor estado todas las vitaminas y minerales, y es que, alguna de ellas, como la vitamina C, se destruye, en parte, con la cocción.

¿Cómo podemos presentar las verduras crudas? No pensemos únicamente en ensaladas, aunque las hay de todo tipo, sino que también podemos optar por consumir verdura cruda en forma de licuados, gazpacho, sándwiches (aquí tenéis ideas de 10 sándwiches rápidos), “snacks”, “wraps”, etc. Por ejemplo, podemos poner unos brotes verdes en el bocata del desayuno o podemos cortar diferentes hortalizas crudas y comérnoslas acompañadas de una salsa de yogur o de un “hummus” de garbanzos.

Y ¿cómo podemos presentar las verduras cocidas? Podemos optar por cocciones como al microondas, al vapor, hervido, al horno, al papillote, a la plancha o a la olla a presión. Hay que tener en cuenta, eso sí, que para mantener las propiedades es importante no pasarse de cocción, mejor dejar las hortalizas y verduras “al dente”, en vez de muy cocidas.

Os proponemos alguna receta para ponerlo en práctica:

  • Purés: otra forma de tomar verdura. Tenéis ideas en este post.
  • Pastel de berenjena y tomate con orégano y queso: nadie puede resistirse a esta receta de pastel o lasaña, cada uno lo dice de diferente forma. Consiste en escoger las verduras que más nos gusten y cortarlas a láminas muy finas, por ejemplo, berenjena, tomate, calabacín, setas, etc. En un recipiente apto para horno, vamos disponiendo capas alternas de estas u otras verduras con un poco de queso, atún o jamón entre medio. Al terminar “las capas del pastel”, ponemos un poco de aceite de oliva, sal y orégano. Lo cocinamos al horno a 180ºC un buen rato, como 20-30 minutos, en función del número de capas que hayamos puesto. También lo podemos cocer al microondas, a máxima potencia durante 10-15 minutos. El queso se fundirá y las verduras ¡quedarán exquisitas! ¡Probadlo!

 Con todas las opciones que tenemos, ¡no se nos pueden resistir las verduras!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.