{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Ventajas de preparar recetas al horno

La cocción al horno no es de las técnicas culinarias más rápidas, esto es cierto, pero sí que presenta otras considerables ventajas: el calor seco y uniforme del horno sella la parte exterior de los alimentos, dejando en su interior sus jugos. De hecho, con las altas temperaturas que alcanza se propicia la concentración de aromas y sabores en el alimento.

Esta característica le da un sabor especial y una textura rica, jugosa y sabrosa a las recetas cocinadas en el horno. Por este mismo motivo, se reduce la pérdida de nutrientes, por lo que la cocción al horno conserva mejor las vitaminas y minerales del alimento en cuestión.

Otra ventaja es que los alimentos se cuecen con menos grasa que con otras técnicas, porque el horno no requiere agregar mucho aceite. Si escoges piezas magras de carne, verduras y pescados, no necesitarás condimentarlo mucho. Además, es una técnica muy cómoda y fácil.

¿Te has fijado que en las recetas al horno éste debe calentarse siempre antes de usarse? Solo de este modo conseguirás que la cocción sea tan uniforme como decía.

Eso sí, para obtener unos resultados perfectos es importante que conozcas tu propio horno, ya que el ajuste correcto entre el tiempo y la temperatura que cada cocción necesitasupondrá el éxito en el resultado final de la receta.

Por todo ello, con esta técnica de cocción puedes preparar recetas ligeras, sencillas, sabrosas, saludables, económicas y, por qué no, muchas de ellas también rápidas. ¡Veámoslo!:

Recetas fáciles para hacer al horno

Receta para el horno #1.- Filete de lenguado al horno con patatas y espinacas

¡no te pierdas esta rica receta! El lenguado al horno desprende un aroma fantástico que, de bien seguro, encantará a toda la familia. Además, como la receta también lleva patatas y otras verduras, la puedes tomar como un plato único saludable y bien equilibrado.

Receta para el horno #2.-Salmón al horno con limón

La cocción al horno es muy versátil para pescados blancos, como el rape o el lenguado (que te he comentado en la receta anterior). Pero esta técnica queda especialmente bien con pescados azules, como el salmón o el atún, ya que su mayor aporte en grasas cardiosaludables, hace que el resultado final sea más sabroso. ¡Lo verás si pruebas esta receta!

Para cada filete de salmón te hace falta tener 1 limón, 1 cucharada de aceite de oliva, una pizca de sal y hierbas provenzales.

Mientras calientas el horno a unos 180ºC-200ºC, limpia bien el filete de salmón quitándole las espinas. En una bandeja de horno, pon un chorrito de aceite de oliva y las hierbas provenzales; encima, coloca el filete de salmón y unas rodajas de limón. Ya está listo para cocer en el horno unos 10-15 minutos (vigila de no pasarte con el tiempo para que no quede seco).

Receta para el horno #3.- Asado al horno en papillote

Vamos a poder preparar asados al horno en papillote para pescados, hortalizas, carnes blancas, etc. ¡la papillote es una técnica muy sencilla de preparar y con un resultado delicioso si se prepara en el horno! Empieza por envolver el alimento a cocinar en papel de aluminio, y ciérralo bien haciendo varias dobleces. Hecho esto, ponlo en el horno y déjalo que se vaya cocinando. Piensa que, al estar casi cerrado, el calor se concentra y el propio vapor hará que se cocine el alimento en su jugo. Cuando lo notes blando, estará listo para su consumo, pero, ¡cuidado no te quemes al abrir el envoltorio!

Receta para el horno #4.- Conejo al horno con verduras

Las carnes blancas, como este conejo al horno del que tienes explicada aquí la receta, son también muy versátiles para cocinar con esta técnica.

Receta para el horno #5.- Pastel de verduras

Una receta que gusta a todos. La puedes preparar con todas aquellas verduras “que tengas en la despensa”: berenjena, calabacín, pimiento, champiñones, cebolla… Como aporte de hidratos de carbono puedes poner también patatas como ingrediente, y si además le pones jamón serrano o salmón ahumado (según prefieras carne o pescado), ¡tendrás un plato único equilibrado!

La preparación es muy fácil: lava bien todas las verduras y, si quieres, pélalas. Corta láminas finas de todas ellas y de las patatas, idealmente con una mandolina para que queden bien finas. Hecho esto, coge una bandeja apta para horno y dispón varias capas de patatas, verduras y jamón o salmón, ¡en el orden y cantidad que quieras! Con el horno ya caliente, cocina unos 20-30 minutos (más o menos dependiendo del grosor en que hayas cortado los ingredientes y de la superficie de la bandeja). Cuando las notes blandas, aliña con aceite de oliva virgen extra, un poquitín de sal y de pimienta negra al gusto. ¡Y a disfrutar!

Receta para el horno #6.- Patatas al horno

Para prepararlas necesitas patatas, aceite de oliva virgen extra, sal gruesa, y alguna otra especia o hierba aromática, como romero, tomillo o pimentón. Si quieres hacer unas patatas gajo al horno tendrás que dejarles la piel, por eso empieza por lavar bien las patatas por fuera. Cuando estén bien limpias, seca y córtalas en gajos gruesos, dejando la piel. Puestas sobre la bandeja del horno, condiméntalas con aceite de oliva, sal gruesa y romero (o la hierba aromática que más te guste). Ásalas en el horno, ya caliente, a unos 180ºC durante unos 20 minutos. Lo importante es que estén bien separadas entre sí para que se cuezan bien y, si es posible, darles la vuelta cuando estés en la mitad del tiempo.

Para la mayoría de las recetas, la cocción te quedará bien con el horno puesto arriba y abajo, excepto si quieres, por ejemplo, gratinar. Ten en cuenta que, si tu horno es de convección, éste tiene un ventilador que hace circular el aire caliente, con lo que se consigue que la temperatura de dentro del electrodoméstico sea más constante, la cocción más uniforme y rápida y los alimentos no se resequen tanto porque el tiempo de cocción se acorta.

¡Disfruta de todas las opciones de recetas que puedes hacer en el horno! Y, para el postre, qué mejor que un delicioso yogur para terminar la comida.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.