{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cuando hay niños pequeños en casa, una celebración como es el día de la madre se vive de forma especial. Si todavía no has pensado qué hacer, te proponemos una fantástica idea para celebrarlo: regalarle unos bombones de frutas para que hagan los peques de la casa, sencillos, pero buenísimos.

Prepara el regalo del día de la madre

Veremos tres ideas un poco diferentes entre sí, son éstas:

Bombones con fruta y chocolate

El tipo de chocolate a escoger dependerá de los gustos culinarios de nuestra familia, pudiendo ser chocolate negro, chocolate con leche y/o chocolate blanco. Primeramente, se tiene que atemperar el chocolate a partir de un baño maría, calentando las 2/3 partes de una tableta de chocolate y, cuando esté muy caliente, verter la parte restante. Removemos el contenido total del chocolate. Después, vertemos el chocolate en un molde especial para bombones, ya que son los que nos irán mejor. Hay que mover un poco el molde para que no queden espacios de aire libres y volver a rellenar hasta el borde del molde. Posteriormente, con la ayuda de una espátula lisa, se elimina el exceso de chocolate de la superficie.

Una vez terminado el chocolate, se guardan los bombones en el frigorífico unas horas para que solidifiquen.

Cuando ya podamos por su consistencia, desmoldamos los bombones y los guardamos en un recipiente bonito para regalar a la madre de la casa.

Cuando los vayamos a comer, decoramos los bombones a partir de trocitos de frutas: con un pincel, pintamos los trocitos de fruta con chocolate desecho, por el lado en el que se va a enganchar al bombón (con el mismo procedimiento que anteriormente para deshacerlo). Los enganchamos ¡y listo!

Consejo: frutas como fresas o plátanos son las más fáciles y sencillas de preparar.

Bombones de frutas

Esta otra versión de bombones de frutas se hace sin chocolate, mediante gelatinas de sabores. ¡Siempre hay alguna mami que los prefiera! Para un regalo bonito y atractivo, podremos escoger la gelatina del color que más nos guste.

Los ingredientes necesarios son: gelatina del sabor escogidos (más o menos cantidad según queramos), 250 ml de agua fría, 250 ml de agua caliente y azúcar blanco.

Preparamos la gelatina según nos indique el envase, en la mayoría de los casos, con la proporción de agua indicada anteriormente, y la vertemos en un molde. El molde tiene que ser grande, para que no haya una altura de gelatina mayor a 1,5 cm y, así, no se rompa. Lo guardamos en frío y, cuando esté solidificada, la dividimos en unidades más pequeñas (tipo bombón), con la ayuda de un cuchillo afilado. Sólo nos faltará rebozarlas cada una individualmente en el azúcar.

Hay que servirlos muy fríos, ¡y a disfrutarlos!

Fruta con cubierta de chocolate

Para esta última opción, recomendamos frutas como plátanos, fresas, ciruelas o melocotón. Algunas otras con más agua no irán bien, porque en ellas no se enganchará el chocolate, como puede ser el caso del melón o la sandía.

¡Únicamente vamos a necesitar la fruta deseada y chocolate del que más nos guste!

Primeramente, calentamos el chocolate durante 10 minutos, aproximadamente, a fuego lento, o hasta que esté desecho del todo. Con la ayuda de un palo de madera, sumergimos los trozos de fruta en el chocolate de forma rápida, para no dar tiempo al chocolate a volver a estar sólido, para que se mantenga líquido.

Colocamos la fruta cubierta de chocolate en un papel de aluminio y lo dejamos en la nevera unas horas hasta que solidifique y ¡ya está!

¿Qué te han parecido estas tres ideas para regalar el día de la madre? ¿Cuál te gusta más?

Escojas la que escojas, seguro que le sacamos una gran sonrisa ¡a la mami de la casa! ¡Feliz día de la madre para todos! 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.