{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Una de las pautas a seguir para llevar una alimentación saludable es repartir correctamente las ingestas de alimentos a lo largo del día. Lo ideal es hacer unas  4 ó 5 comidas diarias para que, de esta manera, el cuerpo vaya recibiendo la energía y nutrientes que necesita  de manera paulatina y constante a lo largo de toda la jornada.

Hay quien piensa que merendar es algo sólo de niños y, quizá por eso, por falta de tiempo o porque se piensa que engorda, la merienda es una de las ingestas que menos hacemos. Pero no debería de ser así. ¡La merienda es un hábito muy saludable!

El hecho de merendar nos permite hacer un tentempié perfecto para aportar la energía necesaria para terminar nuestra jornada y llegar a la noche para hacer una cena adecuada y ligera, sin excesos, favoreciendo así la digestión y el descanso durante la noche.

¿Y qué podemos tomar para merendar? Lo mejor es optar por una combinación de alimentos sencilla y simple. Con combinar un par de grupos entre lácteos, cereales y/o fruta será suficiente; pero… ¡imaginación al poder! También podemos optar, por ejemplo, por unos frutos secos.

10 ideas de meriendas ligeras

Pan integral con pavo: ¡riquísimo! Le podemos añadir un poco de tomate, mozzarella, orégano, albahaca fresca… y hacerlo todavía más delicioso.

Vitalinea: 1 Vitalinea, natural o de nuestro sabor favorito, solo o con un puñado de cereales integrales sin azúcar añadido, con unas nueces, con semillas de lino o con lo que prefiramos ¡es una idea genial para nuestras meriendas porque es un yogur desnatado!  Aquí podéis descubrir por qué Vitalinea ayuda a cuidar nuestra alimentación y cómo incluir Vitalinea en nuestro menú.

Macedonia: una macedonia nos permite ¡infinidad de posibles combinaciones! Podemos preparar la macedonia con muchos ingredientes distintos, según el tipo de fruta que más nos guste: por ejemplo, una mezcla de frutos rojos con fresas, moras, frambuesas y arándanos. Además, podemos combinar la macedonia con yogur, con frutos secos, con cereales integrales, etc. Aquí tenéis una idea: macedonia con Savia de Danone.

Sándwich: ¿quién dice que un ligero sándwich vegetal no puede ser una idea genial, también para merendar? Lo podemos hacer con pan integral, lechuga, tomate, cebolla y queso de cabra… ¡Delicioso! Y, si tenemos tiempo y ganas, ¿qué me decís de poner uno de los ingredientes caramelizado? Por ejemplo, caramelizar la cebolla con un poquitín de aceite.

Tostadas integrales: con una lata de atún en aceite de oliva y alguna aceituna encima, ¡están deliciosas! De vez en cuando también le podemos poner a las tostadas una cucharadita pequeña de mermelada o de miel.

Vaso de leche con cereales: esta combinación la podemos incluir en el desayuno, junto con una pieza de fruta, o, por qué no, también en la merienda. Lo ideal será escoger la leche semidesnatada o desnatada y los cereales integrales y sin azúcares añadidos.

Batido de fruta: el batido es otra alternativa para tomar la combinación de fruta con lácteo. Podemos hacer el batido con yogur, preferiblemente desnatado, o con leche, y poner, eso sí, no más de una pieza de fruta, ¡la que más nos guste!

Palitos integrales horneados con queso fresco ligero: ¡buenísimo! Si los palitos integrales horneados con aceite de oliva, por si solos, ya son una buena opción para la merienda, nos gustarán todavía más si los acompañamos de una crema de queso desnatada o de un poco de queso fresco. ¡No nos podremos resistir!

Tortitas de arroz, maíz u otro cereal: ¿habéis probado las tortitas? Las podéis acompañar con una loncha de jamón dulce o de jamón serrano, por ejemplo.

Fruta y un puñado de frutos secos: si tomamos una pieza de fruta para la merienda, ésta la podemos acompañar de un yogur, como es el caso de esta receta de yogur con naranja (¡una combinación perfecta!), pero también con un puñadito de frutos secos. Y es que un puñadito de frutos secos los podemos incluir cada día en nuestra alimentación, priorizando nueces, almendras y avellanas.

Son ideas apetecibles, ¿verdad? ¡No os olvidéis de disfrutar, cada día, de una deliciosa y ligera merienda!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.