{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Este año nos toca pasar semana santa en casa, pero no queremos que el confinamiento nos quite nuestras ganas de disfrutar y celebrar. ¡Nos apetece seguir disfrutando de las tradiciones como la mona de Pascua! Así que, veamos cómo preparar nuestra mona en casa.

Prepararemos un bizcocho “tradicional” como base. Nosotros apostamos por el bizcocho de chocolate, para que tanto el sabor como el color de nuestra mona se asemeje al típico huevo de chocolate tradicional de estas fechas, pero si preferís menos chocolate y más sabor a bizcocho también podéis preparar el bizcocho de limón.

Una vez tenemos listo nuestro bizcocho, nos ponemos manos a la obra con la cobertura, una base de chocolate blanco con franjas de chocolate con leche:

Ingredientes:

150 gr Chocolate blanco

50 gr Chocolate con leche de cobertura (tableta de chocolate convencional)

 

  1. Rompemos la tableta de chocolate blanco en trocitos y lo fundimos al baño maria o en el microondas. (Para este último paso, es importante que vayamos realizando tandas de 30 minutos, para ir removiendo, porque sino se nos puede quemar la parte superficial del chocolate y la parte interior no llegaría a derretirse). Una vez, tenemos nuestro chocolate blanco en formato líquido, cubrimos con una espátula todo el borde de nuestro bizcocho.

 

  1. Seguidamente, fundimos el chocolate de cobertura (tableta de chocolate negro convencional) de la misma manera, al baño maria o en el microondas e tandas de 30 segundos. Lo colocamos en una manga con boquilla fina y decoramos nuestra mona como mas nos guste (rayas, topos, dibujos, escribiendo nuestros nombres… ¡dejamos volar nuestra creatividad!) Nosotros apostamos por realizar rayas con una separación de unos 4 centímetros entre sí. Con la punta de un cuchillo hacemos rayas en sentido contrario para conseguir cuadrados.

 

  1. Añadimos huevos de chocolate en la superficie, bolitas de chocolate o cualquier complemento que nos apetezca para decorar nuestra mona

 

Y ahora, ¡a disfrutar de nuestra mona!

¿Cómo se prepara?