{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Si reflexionamos y nos preguntamos de qué hemos hecho el bocadillo de nuestros pequeños para el recreo hoy, ¿nos acordamos? Seguramente, las respuestas son evidentes: “no sé si hoy era de embutido o de chocolate” o “lo de siempre, lo que más le gusta, de…”.

Si pensamos sobre ello,  entenderemos por qué nuestros peques a veces no se terminan el bocadillo, no se lo comen o ponen cualquier excusa para no comerlo. ¡Porque es un bocadillo monótono y aburrido!

La mayoría sabemos que desayunar es imprescindible para prevenir el sobrepeso y fundamental para empezar el día con energía. Pero… ¿es equilibrado el desayuno que hacemos? Entendemos como alimentación equilibrada, aquella que incluye el consumo diario de frutas y verduras, cereales, productos lácteos, proteínas (sobre todo de pescado y de aves) y grasas saludables como los frutos secos, el aceite de oliva o las del pescado azul.

Por ello, cuando preparamos nuestro desayuno y el de nuestros niños, debemos intentar que éste sea lo más equilibrado posible. Así que, debería contener lácteos, cereales de desayuno y/o pan y una pieza de fruta.

Un problema muy común que se encuentra en los recreos del colegio es en el desayuno de los niños, ya que nunca suele contener vegetales o frutas, es repetitivo y  poco atractivo para los peques.

Bocadillos riquísimos para el cole

De este modo, a continuación os proponemos diferentes ideas de bocadillos riquísimos y saludables en los que aconsejamos variar el tipo de pan: de molde, integral,  de semillas, pan de leche,  de diferentes cereales (de avena, centeno, trigo…). ¡Ahí van!:

  • Crujiente de cereales dulce: una combinación exquisita de queso fresco y membrillo, en el que añadiremos canónigos para el aporte de vitaminas, minerales y color.
  • Sandwich goloso: riquísima mermelada de arándanos con queso camembert y rúcula. ¡Deliciosa mezcla dulce y salada con un alto contenido en calcio!
  • Excelente combinación de pan integral con queso de cabra, espinacas baby y un toque de miel. Tentempié rico en vitaminas y minerales.
  • Panecillo de avena con una impresionante mezcla de surimi y sucedáneo de cangrejo, quesito desnatado y lechuga cortada en juliana para los que necesitan más energía.
  • Chapata vegetal: diferentes verduras escalibadas (pimiento rojo y verde, berenjena, calabacín…) con un toque de queso brie. Este suculento bocadillo es ideal para aquellos que les cuesta tragar, gracias al jugo de las verduritas. También una excelente fuente de calcio y otras vitaminas y minerales.
  • Pita exótica: original pan de pita con trocitos de aguacate y un chorrito de limón, tomate y pavo. Increíblemente antioxidante.
  • Vegetal de omega 3: salmón ahumado o sardinas con cogollos troceados y zanahoria rayada. Para potenciar el consumo de pescado y vegetales.
  • Rústico empanado: pan rústico con rodajas de tomate fresco  con cebolla caramelizada, atún y medio huevo duro troceado. ¡Exquisito bocadillo para recuperar fuerzas!

Todos estos nutritivos tentempiés son ideales para que tu pequeño esté esperando la hora del bocadillo y tenga toda la energía que necesita. ¡Y ya sabéis que un bocadillo es una alternativa mucha más saludable y económica que otras cosas!

Y recordad que, si tenéis alguna idea original, ¡no dudéis en explicárnosla!

¿Cómo se prepara?