{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Hipster, bestie, geek o mainstream. Estas solo son algunas de las palabras que podemos oír hoy en las calles. Y han llegado para quedarse. Y no solo el vocabulario inglés es el que ha llegado pisando fuerte, también algunas de sus tradiciones. Y si hay una que nos encanta, esta es el brunch. Esa deliciosa mezcla entre un desayuno y una comida, llena de mesas con inmaculados manteles blancos y platos y platos repletos de delicatesen perfectamente colocadas. Y es que así, ¿quién puede resistirse?

¿Brunch?

Todos hemos oído esta palabra miles de veces y hasta, seguramente, hemos ido a más de uno. ¿Pero sabemos realmente qué significa y de dónde procede? La palabra brunch surge de la unión de breakfask (desayuno) y lunch (comida). Así, solo con oír el nombre, puedes hacerte una idea de en qué consiste este delicioso acontecimiento.

Originariamente joven

Dicen que este híbrido entre el desayuno y la comida, nació por y para los jóvenes. Los fines de semana, al haber salido la noche anterior, se despertaban demasiado pronto para comer y demasiado tarde para desayunar. Así que decidieron crear la mezcla perfecta entre salir a desayunar e ir a comer.

Dulce y salado

Si, es una mezcla entre dos comidas y una mezcla entre dos palabras, ¿por qué sus alimentos no deberían estar mezclados? En un brunch puedes encontrar en la misma mesa empanadillas, fruta, canapés, huevos revueltos y queso. ¡Hay muchas combinaciones posibles!

Brunch equilibrado

Aunque hay muchos platos que son bienvenidos, si queremos disfrutar de un brunch equilibrado, hay algunos alimentos que no deberían faltar:

  • Frutas y verduras

Fruta tropical, cítricos, frutos secos o del bosque. Sea como sea la fruta, ¡no te la olvides! Y si optas por un batido, puedes añadir zanahoria, lechuga o apio.

  • Lácteos

El yogur es un excelente anfitrión, ya que combina muy bien con las frutas, los cereales o las semillas. Además, puedes prepararte un delicioso smoothie y ¡convertirte en el rey de la fiesta!

  • Pan

Hay tantas variedades de pan que elegir será un problema. Tuéstalo y acompáñalo con mermeladas o embutidos, ¡no podrás parar!

Sea como sea, un brunch siempre es una buena oportunidad para compartir momentos con la familia o los amigos y pasar un domingo diferente.

¿Cómo se prepara?