{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El membrillo es conocido por su propiedad astringente, debido a su abundancia en fibra soluble. Precisamente por su gran abundancia en fibra, y por su escaso contenido en azúcares, es una fruta casi incomestible al natural; por ello se suele consumir en forma de dulce de membrillo. Para elaborarlo, se cocina y adiciona azúcar, por lo que su sabor mejora, aunque también su valor calórico aumenta.

Cómo hacer membrillo casero

¡Vamos a ver algunos trucos y consejos para elaborar un delicioso membrillo casero! Ahí van:

Aprovecha la mejor temporada del membrillo

Es en los meses de otoño cuando los membrillos están en su mejor momento de maduración y llenos de sabor; por lo que es la mejor época para preparar esta delicia.

¿Qué ingredientes necesitas?

Existen diferentes recetas de dulce de membrillo y, en cada una de ellas, los ingredientes pueden variar un poco. Pero, por lo menos, vas a necesitar lo siguiente:

  • 500g de membrillos
  • 500g de azúcar
  • el zumo de 1 limón.

También hay quien utiliza un poco de pectina (unos 15g), 2 manzanas, 1 rama de canela, unas vainas de vainilla o 1 chorrito de vino blanco.

Elaboración del membrillo

En primer lugarlimpiamos los membrillos, los pelamos (o los dejamos con la piel, según la variedad), los cortamos en cuartos y les quitamos el corazón. Si cortamos los membrillos en trozos aún más pequeños mejor, ¡se van a cocer más rápido! Ponemos el membrillo en una olla de fondo grueso con 400g de azúcar (los 100g restantes los mezclamos con la pectina y lo reservamos). Cocemos los membrillos con el azúcar durante quince minutos a fuego medio. Pasado este tiempo le añadimos el resto del azúcar con la pectina, cocemos hasta que vuelva a hervir, le añadimos el zumo de limón y mantenemos unos minutos más la cocción. Para terminar, trituramos bien, volcamos la mezcla en un recipiente hermético, dejamos que gelifique y lo pasamos a la nevera. La pectina no es imprescindible, muchas recetas se hacen sin ella, pero usarla hará que aceleremos la cocción.

Degustación del membrillo

El dulce de membrillo se puede combinar con queso fresco, requesón o frutos secos, como nueces, para tener una alternativa muy saludable para los aperitivos, los almuerzos y las meriendas. Se puede tomar acompañado de galletas, tostadas, con una empanada o tarta de manzana para proporcionarles un sabor delicioso e, incluso, podemos preparar un bizcocho de membrillo. ¡Con su dulzor podemos crear muchos contrastes!

¡Disfruta el momento!

Dedicar una tarde de otoño a preparar dulce de membrillo con toda la familia suena a agradable y delicioso, ¿verdad? Si, además, pensamos en el suave aroma de membrillo que va a impregnar todo nuestro hogar, aún pinta mejor. Ya que estamos con ello, podemos aprovechar para hornear algunos membrillos. ¿Cómo? Se parten por la mitad y los cocemos unos minutos en el horno para que se ablanden. A continuación, se vacían con cuidado y se rellenan con la pulpa del membrillo mezclada con azúcar y canela (un poco, espolvoreada). Se vuelven a hornear, ahora sí, un largo rato hasta que, pinchándolos con un palillo, veamos que están tiernos. De esta forma también podemos disfrutar de su sabor exquisito.

¿Cómo lo ves? ¿Te apetece dedicar unas horitas de este otoño a preparar un membrillo de forma fácil?

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.