{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Tened en cuenta que la receta para elaborar torrijas es muy sencilla, así que os animo a que las preparéis junto a vuestra familia, ¡a los más peques les entusiasmará! Hace un año ya os conté la receta tradicional de torrijas y buñuelos. Para variar un poquito, esta vez veremos algunas alternativas a la receta tradicional de siempre, por ejemplo, de torrijas ligeras.

Recetas para torrijas ligeras

  • Torrijas ligeras: una fantástica alternativa para conseguir torrijas más ligeras es utilizar leche desnatada y sustituir el azúcar por edulcorante. También podemos optar por usar pan integral, con más fibra, vitaminas y minerales; o azúcar moreno o integral, con más minerales. Ambos alimentos tienen el mismo valor energético que sus versiones refinadas, pero más valor nutricional. ¡Os lo recomiendo!
  • Tostadas francesas: muy parecidas a nuestras torrijas, las tostadas francesas utilizan pan de molde y se preparan a la plancha con mantequilla, mientras que las torrijas usan pan de barra (incluso venden pan específico para elaborar torrijas) y se fríen en aceite bien caliente. Yo les pondría fruta fresca de temporada por encima, por ejemplo, unos fresones, y las acompañaría de un yogur, ¡y ya tenemos un rico desayuno!
  • También podemos añadir otros ingredientes como: canela (en rama dentro de la leche o en polvo), miel (se puede rebajar con agua), piel o ralladura de limón o de naranja, cacao en polvo, vainilla, vino dulce, etc. También podemos cambiar la leche por otra bebida  vegetal, por ejemplo la de soja o de almendras, lo que nos dará como resultado un sabor un poco diferente. En el caso de utilizar, por ejemplo, canela y piel de limón o de naranja, lo que os recomiendo es calentarlo junto con la leche, sin que hierva, y dejarlo reposar un ratito para que se mezclen bien los sabores.

¡Una sencilla exquisitez!

¡Ya están listas para tomar! Cada uno que elija cómo hacerlo, hay a quien las torrijas le gustan recién hechas y a quien le gustan un poco más templadas, cuando el azúcar ya ha formado un almíbar.

¿Con qué variedad de receta de torrijas vais a empezar?

 

¿Cómo se prepara?