{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Ir al gimnasio a entrenar para hacer ejercicio físico es una práctica común. El ejercicio es una práctica muy saludable, pero para ser perfecto tiene que ir acompañado de una alimentación adecuada. De hecho, podemos considerar que la alimentación es como una parte del entreno, es decir, para entrenar correctamente hace falta la actividad física, pero también llevar una alimentación correcta.

Según el ejercicio que se practique, la frecuencia e intensidad, y el objetivo que tengamos, la alimentación va a variar, pero de todas formas, lo esencial es seguir una dieta equilibrada. Podemos dar las siguientes pautas generales:

  • El ejercicio aumenta las necesidades nutricionales y energéticas. La ingesta calórica tiene que ser suficiente, y viene determinada en función del tipo de ejercicio practicado y de las horas de entrenamiento. Eso sí, tenemos que aumentar la energía de la dieta de forma planificada y saludable.
  • Una adecuada ingesta de hidratos de carbono es fundamental para conseguir la energía que necesitamos: debemos incluir un plato de carbohidratos complejo en cada comida, bien sea en forma de pasta, de arroz, de legumbre, de pan o de patata. Necesitaremos esta vitalidad y energía tanto para el ejercicio en sí en el gimnasio, como para la recuperación posterior a éste.
  • El ejercicio desgasta nuestras células y las oxida, así que para cuidarlas nosotros tenemos que asegurar un correcto aporte de antioxidantes, provenientes de la fruta y las verduras. Esto se consigue con, al menos, dos raciones de verdura y tres raciones de fruta al día, si es cruda mejor para que no pierda parte de la vitamina C.

Adapta la alimentación a tus necesidades

  • También se necesita una ingesta de proteínas correcta, necesaria para crear y mantener la masa muscular, por lo que hay que introducir alimentos como pescado, marisco, huevos, carne, legumbres, lácteos, frutos secos y cereales de forma regular en las comidas. Más que hacer grandes cantidades de estos alimentos, lo ideal es fraccionar el aporte proteico a lo largo del día. Después del ejercicio físico es crucial tomar proteínas para reponer las proteínas gastadas con el ejercicio y así mantener la masa muscular.
  • Si el ejercicio en el gimnasio es largo, más de 1 hora de duración, también debemos de asegurar las reservas energéticas tomando barritas de cereales, una pieza de fruta (como un plátano), tres higos secos, una barrita energética, etc. También en estos casos pueden sernos de gran ayuda las bebidas isotónicas, que retrasan la fatiga y aceleran la recuperación. ¡Podemos hacerlas en casa! Un ejemplo de bebida isotónica casera puede ser: 500mL de agua con 500mL de zumo de fruta y 1-1,5g de sal. ¿Qué os parece?
  • El uso de bebidas o barritas especiales puede ayudar, pero también podemos ingerir estos nutrientes de otras formas, más caseras, abaratando su coste.
  • Para una actividad física elevada, necesitaremos una ingesta elevada de energía y nutrientes ¡está claro! La mejor forma de conseguirlo es con pequeñas pero frecuentes comidas a lo largo de todo el día.
  • Y, para conseguirlo todo, es fundamental una buena organización de los menús según el estilo de vida de cada uno y su horario de entrenamiento. Por ejemplo, si se va al gimnasio por la mañana, el desayuno tendrá que ser energético y saciante, pero de fácil digestión; si se va a primera hora de la tarde, lo mismo será para la comida.
  • También es muy importante una correcta hidratación. ¡Recordad hidrataros a menudo, incluso antes de tener sed! Durante la práctica del ejercicio es necesario hacer pequeños sorbos de agua cada 15 ó 20 minutos, pero también debemos beber un poco antes y después de la actividad física, sobre todo si hace mucho calor.

Bueno chicos, os animo a que continuéis haciendo ejercicio con regularidad, ya que aparte de ser perfecto para mantener una buena salud, también es genial para relajar cuerpo y mente,liberar tensiones, desconectar, etc.Recordad que cualquier actividad física aporta beneficios físicos, para nuestra salud y psicológicos.

¡Así que, todos a entrenar!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.