{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Si todavía no haces ejercicio físico, no esperes ni un día más y márcate como objetivo media hora de deporte al día. No es mucho y tu cuerpo notará inmediatamente los beneficios.

Sigue al pie de la letra los consejos que te damos para disminuir riesgos, mejorar tu calidad de vida y llevar, en definitiva, una vida sana.

Cuida la alimentación

Incluye en tu dieta cereales y alimentos ricos en antioxidantes una hora y media antes de la práctica deportiva. Después, toma bebidas isotónicas para prevenir la deshidratación. El resto del día, acostúmbrate a hacer 5 comidas diarias y a incluir frutas, verduras y yogures en tu dieta. Come pocas cantidades.

Respira y ¡acción!

Aprovecha para hacer ejercicio al aire libre. Tienes muchas opciones: running, senderismo, carreras populares, rutas en montain bike o dar un largo paseo.

Déjate asesorar

Pide consejo a amigos que vayan al gimnasio para que te puedan decir algunos ejercicios que puedas practicar incluso en casa. En realidad, la gran mayoría de los ejercicios gimnásticos se pueden realizar en casa. De esta forma, cuando vayas de vacaciones siempre podrás seguir practicándolos.

Entrena en compañía

Busca un compañero para hacer deporte, será mas llevadero y divertido y, sobre todo, evitará que la pereza se apodere de ti.

Nada de tabaco

No fumes y si lo haces, ¡déjalo ya! Ya conoces todos los problemas que ocasiona el tabaco así que sólo necesitas un poco de voluntad para dejarlo. Si no puedes solo, pide ayuda a un profesional.

Hidrátate bien

Siempre decimos que es muy importante beber un mínimo de 2 litros de agua al día. De esta forma mantendrás también tu piel más suave, brillante y flexible. Además del líquido, las cremas hidratantes y las reductoras y anticelulíticas son muy recomendables.

Disminuye el alcohol

Intenta dejar las bebidas alcohólicas al margen, especialmente las de alta graduación como la ginebra, el whisky o el vodka. Si no puedes evitarlo, puedes tomar de 3 a 4 copas de vino tinto a la semana.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder