{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Si quieres sentirte bien contigo mismo, el deporte puede ser un gran aliado. Cuando hacemos ejercicio liberamos endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad, que son neurotransmisores del placer que se liberan de forma exponencial cuando realizamos actividad física.  Sin embargo, a veces el tiempo y las ganas juegan en nuestra contra y no entrenamos todo lo que nos gustaría. Por ello, para que tú también te sientas bien y lleno de salud y energía, vamos a proponerte 5 maneras de practicar deporte en casa, cinco ejercicios aeróbicos para mantener la formasin gastar mucho tiempo ni dinero.

Para practicar ejercicio cardiovascular o aeróbico (el que activa nuestro organismo y nos ayuda a quemar grasas), no tiene por qué ser necesario salir a la calle a correr o a montar en bici si no quieres. Toma nota de estos ejercicios e intenta practicarlos al menos tres veces por semana. ¡Notarás sus beneficios!

5 formas de practicar deporte en casa

Jumping Jacks

No te asustes con el nombre, seguro que lo has hecho más de una vez en tu vida, especialmente de pequeño en las clases de Educación Física. Se trata del clásico ejercicio de saltar con las piernas separadas y los brazos hacia arriba dando una palmada en el momento más alto del salto. Al caer al suelo hay que cerrar las piernas y bajar los brazos, y así sucesivamente. Empieza haciendo tres series de 20 repeticiones y auméntalas con el paso de los entrenamientos.

Saltar a la comba

Es otro clásico que muchos habíamos olvidado al pasar a la adolescencia. Saltar a la comba es un deporte sencillo, fácil y muy efectivo. Rétate a ti mismo aumentando la velocidad y el número de saltos por sesión a medida que avancen los días. Si practicas este tipo de deporte en casa procura hacerlo en una estancia despejada para evitar golpear algún mueble con la comba.

Bicicleta desde el suelo

Además de ser un ejercicio aeróbico, hacer la bicicleta tumbado es una buena opción para trabajar el abdomen, los glúteos y las piernas. Túmbate boca arriba sobre la cama, el sofá o una colchoneta, pon las manos a la altura de la nuca y haz movimientos circulares con las piernas, como si estuvieras pedaleando en una bicicleta de verdad. Aumenta la velocidad y las repeticiones para conseguir un progreso efectivo cada día.

Elevación de rodillas al pecho y talones hacia los glúteos

El nombre del ejercicio no deja mucho a la imaginación. Se trata de, estando de pie con las piernas ligeramente separadas, dar un salto intentando llevar las rodillas al pecho y justo después, hacer lo mismo hacia atrás intentando tocar el trasero con los talones. Prueba primero con tres series de 20 repeticiones combinando los dos movimientos y aumenta un poco el número de repeticiones en cada sesión de ejercicios que hagas.

Sentadilla con salto

La clásica sentadilla es una opción ideal para tonificar piernas y glúteos, pero si la combinamos con un salto añadimos un plus que hará más completo y aeróbico el ejercicio. Coloca los pies paralelos y ligeramente abiertos, flexiona las rodillas y baja el trasero con la espalda recta. Al subir, toma impulso y da un salto. Repítelo en 3 series de 10 o 15 repeticiones el primer día y ve aumentando la dificultad poco a poco. ¡Tú puedes!

Como ves, no es necesario acudir a un gimnasio o salir a la calle: podemos practicar deporte en casa. Es una forma muy cómoda que nos permitirá ahorrar tiempo y que nos ayudará a mantenernos en forma. ¿Sabías que el ejercicio aeróbico ayuda a disminuir la presión arterial y a reducir los niveles malos de colesterol? ¡Ya no tienes excusa!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.