{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

¿Sabes qué tipo de ejercicio puedes hacer estando embarazada? ¿Conoces las ventajas de practicar ejercicio durante el embarazo?


Las ventajas de realizar ejercicio durante el embarazo


El ejercicio durante el embarazo puedes hacerlo en casa o bien puedes acudir a un gimnasio donde te pueden asesorar sobre las mejores posiciones y ejercicios durante la gestación. Por norma general, la actividad física, además de ser muy sana y segura durante el embarazo, es también muy recomendable porque te ayuda a sentirte mejor contigo misma y a tener más energía. Además, el ejercicio te ayudará a dormir mejor, fortalecerá tu musculatura, te aliviará el estrés  y, al sentirte mejor físicamente, te hará sentir más animada.

En general, hacer ejercicio durante el embarazo te ayudará a que alivies las típicas molestias del embarazo ayudándote a disfrutar intensamente de este período tan bonito. Además, el ejercicio te ayudará a conocer tu cuerpo y a prepararte para el momento del parto. Por otro lado, piensa que el ejercicio contribuye a tonificar y fortalecer los músculos, algo que te ayudará a recuperar tu figura fácilmente pasado el parto.

Antes de escoger la actividad física a realiza, hay que tener en cuenta el periodo de gestación en el que te encuentres y antes de empezar un nuevo programa de ejercicio, siempre es bueno hablar con tu médico, especialmente si es un tipo de ejercicio que no has practicado antes.

Ejercicios para embarazadas

Hay varios ejercicios que puedes realizar estando embarazada Algunos de ellos son: pilates, yoga, natación, ejercicios con pelota, ejercicios aeróbicos o simplemente caminar o bailar (evitando piruetas y saltos) y hacer estiramientos. A no ser que exista alguna contraindicación médica puedes practicar cualquiera de estas disciplinas desde el momento en el que conoces tu nuevo estado.  Posiblemente conozcas más, pero para comenzar a hacer ejercicio en el embarazo, estos son los más básicos.

Algunos de los ejercicios que hemos nombrado, como caminar, nadar, hacer ejercicios aeróbicos o bailar, son actividades que ayudar a controlar el peso, a mantenerte flexible y que ejercitarán el corazón. De todos ellos, uno de los más indicado para las  embarazadas es la natación.

Natación para embarazadas

Uno de los mejores ejercicios para embarazadas es la natación, considerado el método más seguro y en el que mejor puede sentirse una mujer aunque haya aumentado su peso notablemente a causa de su embarazo.

¿Existe un estilo de natación más recomendable que otro? Lo importante es sentirse cómoda. Normalmente las embarazadas prefieren nadar a braza, pero el crol también puedes practicarlo. El estilo que suele descartar los expertos es la mariposa.
Nadando en  la piscina realizas una actividad cardiovascular, y trabajas los músculos de las piernas y de los brazos. Además al estar en el  agua, tienes mayor libertad de movimientos, lo que te ayudará a  sentirte relajada.


Pilates para embarazadas

Los ejercicios de Pilates para embarazadas también son muy beneficios. El método Pilates ayuda a flexibilizar y fortalecer los músculos a través de la relajación, la respiración y la concienciación del propio cuerpo, trabajando cuerpo y mente. A través de los ejercicios de Pilates la mujer toma conciencia del suelo pélvico y la pared abdominal, que son dos zonas que suele debilitarse durante el embarazo, pero que si se ejercitan correctamente puede ayudar durante el trabajo de parto. Además, muchos de los ejercicios de Pilates suelen ejercitarse con las rodillas y manos en el suelo, una posición ideal para embarazadas ya que rebaja la tensión de la espalda.  

Algunas posturas, especialmente las que requieren tumbarse boca arriba o boca abajo, no son apropiadas a partir de la mitad del embarazo. Siempre que te sea posible, será más adecuado  asistir a clases de Pilates que estén especialmente diseñadas para embarazadas. Si esto no es posible, comunica al instructor que estás embarazada para que te adapte la rutina y te indique que ejercicios no puedes realizar.

Yoga para embarazadas


Los ejercicios de yoga para embarazadas son ideales también para ejercitar cuerpo y mente y tomar conciencia de nuestro cuerpo. Una de las ventajas del yoga es que el ejercicio realizado no recae directamente sobre las articulaciones. Otra de las ventajas del yoga es que ayuda a realizar estiramientos. Los estiramientos son importantes para flexibilizar los músculos, relajarlos y tonificarlos.

Como en Pilates, a medida que tu cuerpo cambie con la gestación y la barriga vaya creciendo, tendrás que adaptar y modificar tu rutina de yoga.

Las posturas para estirar y relajar la columna, descansar y meditar son las más adecuadas para empezar la práctica del yoga. Estando embarazada no debes adoptar las posturas invertidas y aquellas que ejercen presión sobre el área del vientre.

Ejercicios con pelota para embarazadas

Por último, los ejercicios con pelota, que son muy recomendables para embarazas sobre todo cuando el embarazo pasa de los 6 meses. Se trata de estas pelotas grandes, conocidas en el mercado como pelotas de ‘fitball’ que permiten realizar ejercicios que fortalecen el abdomen, la pelvis, las rodillas y los músculos de la espalda.

Antes de comenzar a hacer ejercicios con una pelota, los expertos suelen aconsejar primero hacer estiramientos para preparar los músculos del cuerpo. En el momento en que te sientes sobre la pelota, es fácil comenzar a trabajar el suelo pélvico, para ello debes sentarse dejando la espalda recta y las piernas abiertas en ángulo recto y balanceándote suavemente de un lado al otro sobre la pelota. Hay varios ejercicios bastante fáciles que se pueden hacer con la pelota, como por ejemplo dejar que tus lumbares se masajeen suavemente sobre la pelota para relajar la tensión de la espalda.  

Hemos recopilado algunos de los ejercicios más populares para embarazadas, aunque evidentemente hay muchos más que puedes realizar. No obstante, siempre es bueno dejarse aconsejar por un especialista que es quien mejor puede indicar qué tipo de ejercicio realizar en el embarazo. Y tú ¿estás embarazada y practicas algún deporte o ejercicios? ¿Practicaste algún deporte durante tu embarazo? ¿Qué es lo que mejor te iba?

 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder