{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Tras los magníficos días de desconexión en vacaciones, la vuelta a la rutina, recuperar la silla de la oficina o las largas horas de pie, la acumulación de correos o el largo tiempo que pasamos ante el ordenador, puede ser que cargues la musculatura de tu cuerpo. Es por eso que te queremos proponer una serie de ejercicios de relajación, fáciles y cómodos de realizar en casa al final del día.

Ejercicios de respiración para relajarte:

Una manera común de relajarse es mediante la práctica de la respiración profunda. Ésta se debe realizar de forma diafragmática, es decir, no debes respirar hinchando el pecho, sino la zona abdominal de tu cuerpo. Colócate en una posición cómoda, con la espalda recta, e inhala profundamente por la nariz, des del abdomen, durante cinco segundos. A continuación, expira lentamente por la boca. Este proceso puede repetirse tantas veces como uno guste poniendo todos los sentidos en el recorrido del aire por nuestro cuerpo.

También te puede ayudar a relajarte imaginar una situación positiva o recuerdo placentero, trasladando tu mente a ese lugar mediante la respiración.

Ejercicios para relajar el cuello:

Para relajar el cuello te proponemos una serie de ejercicios que deben realizarse con la espalda recta y los hombros relajados, dejando los brazos colgando a los costados de tu cuerpo. Cuando estés en esta posición, rota el cuello de izquierda a derecha, de arriba abajo, o bien, en círculos. Debes hacer alrededor de 10 repeticiones y realizar los movimientos lentamente, respirando correctamente y sin forzar el cuello en exceso.

Ejercicios para relajar la espalda:

Son varios los ejercicios que puedes realizar con el objetivo de relajar la zona de la espalda, des de estiramientos hasta ejercicios para muscular esta zona:

  1. Estírate boca abajo en el suelo y, con ayuda de los brazos, arquea la espalda hacia arriba con el fin de estirar la zona lumbar. Es importante respirar correctamente (inspirar por la nariz y expirar por la boca). Aguanta la posición 1 minuto aproximadamente.
  2. Estírate en el suelo, esta vez boca arriba, y recoge una pierna acercando la rodilla al pecho todo lo que puedas. Aguanta 30 segundos en esta posición y repite el proceso con la otra pierna. ¡No olvides respirar correctamente!
  3. Siéntate sobre los talones y extiende los brazos al frente con las manos tocando el suelo. Inspira des del abdomen mientras elevas la espalda sobre los brazos, hasta alinear la cadera con las rodillas. Finalmente, expira lentamente por la boca mientras vuelves a la posición inicial.
  4. Colócate en el suelo con la cadera sobre las rodillas, a la distancia de los hombros, y con las manos delante de éstas. Inhala por la nariz a la vez que arqueas la espalda hacia abajo y subes la cabeza arriba, como si quisieras tocar el techo con la nariz. Aguanta esta posición un par de segundos y exhala por la boca, arqueando la espalda hacia arriba al mismo tiempo que bajas la cabeza entre los hombros. Repite esta acción 10 veces.

Ejercicios para relajar las cervicales:

Para esta zona, puedes acompañar dos ejercicios muy sencillos con los propuestos anteriormente para relajar el cuello:

  1. En una posición erecta y mirando al frente, sube y baja los hombros repetidamente (alrededor de 10 veces). Una vez hechas las repeticiones, realiza movimientos circulares con los hombros, la misma cantidad de veces que en el movimiento anterior.
  2. Con la mano derecha y pasando el brazo sobre la cabeza, tócate la oreja izquierda y, muy suavemente, tira hacia el costado derecho como si quisieras tocarte el hombro, manteniendo esta posición durante 30 segundos. Repite el mismo movimiento hacia el otro costado.

¡Invierte unos minutos para relajarte cada día!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.