{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Te proponemos estos sencillos ejercicios que te ayudarán a mantenerte en forma y a desarrollar tu potencial atlético. Recuerda que los movimientos deben ser suaves y lentos y que debes concentrarte siempre en la zona en la que estás trabajando.

Ejercicio 1: Pectorales

En el suelo sobre una colchoneta o en la tabla de ejercicios, flexiona las rodillas y separa los pies apoyándolos bien en el suelo. En esta posición, sujeta las mancuernas de forma paralela y eleva los brazos al máximo, bien extendidos. Mantenlos arriba durante unos segundos y bájalos hasta tocar el suelo con las mancuernas.

Repite 15 veces.

Ejercicio 2: Balanceo

En este ejercicio usaremos la pesa rusa o kettlebell. Colócala delante del cuerpo cogiéndola con la mano derecha y con la palma hacia dentro. Es muy importante no curvar la zona lumbar. Dóblate por las caderas y balancea la pesa entre el agujero de las piernas. Con los brazos rectos, lleva las caderas hacia delante y levanta la pesa hasta la altura de los hombros a la vez que te incorporas. Balancea de nuevo la pesa entre las piernas al bajar y repite. Repite el mismo ejercicio cambiando de mano.

Haz cuatro series de 20 repeticiones.

Ejercicio 3: rotaciones en polea

Las rotaciones son uno de los ejercicios que a menudo se olvidan y que conviene incluir en nuestros entrenamientos. Engancha una cuerda a una polea alta y colócate a tu derecha con las piernas un poco abiertas. Sujeta la cuerda con las manos y rota el tronco hacia la izquierda girando sobre el pie, tirando de la cuerda con la mano izquierda y lanzando un puñetazo al aire con la mano derecha. Invierte el movimiento para regresar a la posición inicial.

Haz tres series de 20 repeticiones.

Ejercicio 4: sentadillas

Sujeta dos mancuernas sobre los hombros. Separa los pies el ancho de los hombros y agáchate. Incorpórate a la vez que levantas las mancuernas estirando los brazos por encima de tu cabeza. Debes terminar con los brazos extendidos y los bíceps a la altura de las orejas. Regresa a la posición inicial y repite.

Haz cinco series de 20 repeticiones.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.