{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Mucho de nuestro tiempo lo pasamos en el trabajo. Entre las horas de dormir y trabajar ya casi no nos queda tiempo para nosotros mismos, y, a veces, nos es difícil encontrar tiempo para relajarnos, ¿verdad?

Es importante encontrar un tiempo para ti al volver de trabajar, o un momento en el que evadirse de la tensión de todo el día.

Por eso, desde Danone os proponemos el reto de dedicar cada día unos minutos para vosotros mismos. Es importante hacer actividades después del trabajo, aunque a veces nos cueste un poco, nos pondrá la guinda a nuestra jornada laboral, y nos hará ir a dormir mucho más tranquilos, lo cual beneficiará positivamente nuestro descanso; permitiéndonos así, empezar el día con positivismo y las pilas cargadas.

¡Así pues, a relajarse!

Prueba con el deporte

¡En marcha! Aunque dé pereza volver del trabajo y ponerse a hacer ejercicio físico, una vez ya hemos empezado, sentimos los beneficios que el deporte aporta al cuerpo. Además de aumentar la capacidad física, tonificar la musculatura y aportar beneficios a nuestro sistema cardiovascular, practicar actividad física de manera regular, produce liberación de endorfinas que reducen el estrés, mejorando así nuestro estado de ánimo. Para hacer del deporte una actividad con aire más lúdico, podemos participar en clases o practicar deportes en grupo. Si recordáis no hace mucho, hablamos de nuevas tendencias para ponerte en forma, y ejercicios para todos los gustos. Seguro que éstos artículos os darán muchas ideas para introducir la actividad física en vuestro día a día. ¡A mover el esqueleto!

Esquiva la rutina

¡Rompe con la rutina del trabajo! Una escapada una vez por semana, a tomar cualquier cosa, ir al cine o a cenar fuera, os ayudará a distraeros y estar alegres para toda la semana.

Dar un paseo al llegar a casa, ya sea solo, para reflexionar, o en compañía. Es un excelente hábito que además de aportar numerosos beneficios a nuestro organismo, ayuda a relajarnos. Así que animaros y ¡a andar se ha dicho!

Encuentra tus momentos de relax

¿Te apetece una ducha relajante? Tomar una ducha al llegar a casa, es una manera de dibujar una línea entre la rutina del trabajo y el descanso de llegar a casa. Si nos duchamos con agua caliente y utilizamos algún jabón aromático con propiedades relajantes, saldréis del baño ¡como en una nube!

¿Hace cuanto que no lees un buen libro? ¿Cuántas revistas o artículos tienes pendientes de lectura, pero nunca llega el momento? Disfrutar de un buen libro o de un periódico tranquilamente sentado en el sofá, es una buena manera de mantener tu mente ocupada en otros temas que se aparten del trabajo, y al mismo tiempo, relajarte dejando volar tu imaginación. En los días más fríos, puedes acompañar la lectura con una taza de infusión caliente. El calor de la infusión, también nos proporcionará un efecto relajante.

¡Descálzate! Nuestros pies están dentro los zapatos todo el día. ¿Por qué no nos descalzamos al llegar a casa y dejamos que el pie respire? Permitiendo que el pie respire, mejoraremos la calidad de nuestras uñas, mantendremos una piel más saludable, suavizando los callos y reduciremos el posible hedor. Además de solo descalzarte puedes, o bien relajarte poniendo los pies en alto, favoreciendo así la circulación periférica, o bien, decidirte a andar sin zapatos que reforzará los arcos plantares y desarrollará más sensibilidad.

Intenta estirarte, soltándote el pelo y sacándote pulseras, anillos y collares, cerrar los ojos y dejarte llevar por la música durante una media hora. Concentra tu mente en la harmonía de las notas.

Llegar a casa, y practicar ejercicios de relajación como yoga, Tai Chí o estiramientos, nos hará sentirnos más flexibles y nos tranquilizará. Ahora podemos encontrar vídeos en la web con los que puedes seguir una clase sin salir de casa. Animaos, ¡es súper fácil!

Después de un largo día de trabajo, puede no apetecernos mucho cenar, y menos cocinar. Os enseñamos, un surtido de cenas ligeras y rápidas de cocinar para aquellos días que el entrar en la cocina se os haga más difícil. Y, recodad, no os olvidéis de los postres. ¡Un yogur Vitalinea, puede ser un buen final!

Una vez ya relajados, cenados y con la faena hecha, llega la hora de ir a la cama. De bien seguro que con los trucos que os hemos dejado y los  7 consejos para conciliar el sueño que os recomendamos hace unas semanas, a partir de hoy, ¡dormiréis como un tronco!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder