{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

Lo mejor que puedes hacer para aliviar la acidez durante el embarazo es variar algunos componentes de tu alimentación. Te proponemos algunos ejemplos:

Evita platos picantes, grasos o pesados.

Grandes cantidades de cafeína no son recomendables durante el embarazo y también pueden provocar acidez, así que lo mejor es evitar bebidas como el café durante el embarazo.

No tomes zumos de cítricos pero asegúrate de mantener tu consumo de fibra por otras vías. El pan, el arroz y los cereales integrales, la fruta y la verdura son una buena fuente de fibra.

Evita o reduce el consumo de chocolate.

Come pequeñas cantidades y a menudo y no lo hagas justo antes de acostarte.

Bebe dos vasos de agua antes de cada comida, esto ayudará a la digestión.

Masca chicle después de las comidas para incrementar la producción de saliva, ayudará a neutralizar los ácidos de tu estómago.

Una bebida láctea antes de acostarse puede ayudar.

Dormir con más cojines para mantener una posición más incorporada en la cama puede ayudar a solucionar la acidez.

También existen fármacos para reducir la acidez, en todo caso debes consultarlo con tu médico.

Seguro que con unos cambios en tu alimentación consigues reducir al máximo ésta molesta reacción de tu cuerpo.

¿Cómo se prepara?