{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

A los 7 meses del pequeño este ya ha iniciado el proceso de la transición de la leche a sus primeros sólidos. Tras ‘romper’ el hielo habiendo empezado la introducción de alimentos en su dieta, veréis que el peque irá haciendo avances con sus habilidades con las manitas, y podrá coger la cuchara y comer él solito.

Habiendo cumplido los 7 meses, el bebé probablemente ya tomará las frutas , verduras con patata y pollo, complementando sus tomas de leche materna o de continuación (recordemos que no es recomendable darle leche de vaca al bebé hasta cumplidos los 18 meses).

Los especialistas aconsejan darle a probar por primera vez la ternera al pequeño entre los 7 y los 8 meses, añadida al puré de verduras en poca cantidad. Añadir la ternera a su dieta te dará la oportunidad de ir combinando sus purés jugando con sus ingredientes, como la patata, el arroz, las verduras y el pollo.

Y de postre o para la merienda, un Mi Primer Danone le encantará. Podrás darle de distintas formas, ya sea Natural, en mousse, triturado con otra fruta o frutas para integrar más vitaminas… ¡en la variedad está el gusto!

También puedes hacer que experimente dándole la comida con trocitos. Esto le permitirá al pequeño coger su propia comida y perfeccionar el movimiento de ‘’pinza’’ con sus manitas. A parte de darle más autonomía y seguridad poniendo a su disposición la comida, el pequeño podrá tomarla sin problemas siempre que ésta esté muy blandita y no le suponga dolor o molestia al masticar.

Probablemente a esa época el peque esté experimentando el crecimiento de sus primeros dientecitos. Este proceso suele iniciarse a partir de los 3 o 4 meses aunque depende de cada bebé lo que tardan a salir los dientes y el dolor que pueden sentir. Hay varios consejos sobre alimentación que pueden calmarlo, como darle comida fresquita que le aliviará las encías. Puedes darle trocitos de fruta o verdura fresca de la nevera (manzana, pera, zanahoria) que estén duras para que lo pueda morder. Darle purés fríos o un Mi Primer Danone fresquito también lo aliviará durante un ratito.

¿Cómo se prepara?