{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Si para un adulto lo correcto es tomar poca grasa y mucha fibra, para los bebés las recomendaciones no son las mismas. Y es que no podemos tratar a los bebés y a los niños como adultos en miniatura. Ellos necesitan alimentos que le aporten una gran cantidad de energía y nutrientes.    

Tal y como apuntan las últimos estudios, la nutrición temprana, la que comprende los mil primeros días de la vida del niño –desde su concepción hasta los dos años de edad— tiene un fuerte impacto en el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad en años posteriores, de ahí la importancia de adecuar la alimentación a sus necesidades en cada una de estas primeras fases del desarrollo.

Sabemos que la leche materna es la mejor opción para los bebés y por eso desde Almirón recomendamos la lactancia materna como la mejor alimentación desde el principio de la vida.

A medida que tu bebé crece, sus necesidades nutricionales también cambian, por lo que va a necesitar el equilibrio adecuado de nutrientes y energía que correspondan a cada etapa de su desarrollo.

Y como su estómago es unas diez veces menor que el de un adulto, y no tiene capacidad para digerir muchos alimentos de una vez, necesita comer con mayor frecuencia asegurándonos de que cada toma contiene todos los nutrientes que necesita.

Conscientes de la trascendencia de la nutrición en los primeros años de vida, en Almirón hemos puesto en marcha el programa “Alimentando la Salud del Mañana”. Dentro de este programa llevamos a cabo el estudio Alsalma 1.0 para conocer cuál era la realidad nutricional de los bebés y niños pequeños españoles. Los resultados mostraron que el 92% de los niños de 1 a 3 años consumían más del 200% de recomendación diaria de proteínas.

Se sabe que las dietas con exceso de proteínas en la primera infancia pueden aumentar el riesgo de obesidad años más tarde. De ahí, la importancia de adecuar la composición de la dieta de los bebés y niños más pequeños a los requerimientos de su edad. Incluso si tu bebé está tomando sólidos, todavía no ingiere la suficiente  cantidad como para obtener todos los nutrientes que necesita. Por ello, la leche debe representar en torno a la mitad de su alimentación diaria ya que le garantiza todas las vitaminas, minerales, grasas y proteínas que va a necesitar especialmente en la primera etapa de destete. Las leches de continuación Almirón 2 (a partir de los 6 meses) y las leches de crecimiento Almirón 3 y 4 (a partir del año), están especialmente formuladas y adaptadas para cumplir con los requerimientos nutricionales de los bebés en cada etapa de crecimiento,  y contienen además:

• Una mezcla patentada de fibras prebióticas scGOS/lcFOS (9:1) que favorecen el crecimiento de las bacterias saludables (bifidobacterias) presentes en el sistema digestivo del bebé.
• Hierro, que contribuye a la formación de células rojas sanguíneas.
• Calcio, fundamental para el desarrollo de sus huesos.
• Vitaminas A, C y D que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario del bebé.

Por qué la variedad es tan importante

Desde en los desayunos y comidas principales, hasta en los postres y tentempiés, es importante que des a tu bebé una alimentación variada. Cada alimento contiene una serie de nutrientes, darle un poco de todo le garantiza una dieta rica y equilibrada que fomente su desarrollo.

Es especialmente importante introducir alimentos y sabores variados en el primer año de destete, que es la etapa en que están definiendo sus preferencias alimentarias. Entre los 2 y 8 años esas preferencias permanecen más o menos estables.

Si hay un alimento concreto que parece que a tu bebé no le gusta, no lo retires de su dieta. Fomentar una alimentación sana y variada durante estas etapas iniciales favorece el gusto por los sabores variados y sanos para los próximos años de su vida.

La leche materna es la mejor opción para tu bebé. Consulta siempre con tu médico y/o matrona cualquier duda sobre la alimentación de tu bebé.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.