{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

¿Cómo empezar?

La introducción de nuevos alimentos indica el abandono de la lactancia materna y de la dependencia del bebé del pecho de la madre de forma gradual. Supone un complejo proceso que exige ajustes nutricionales, microbiológicos, inmunológicos, bioquímicos y psicológicos en la pareja lactante (madre e hijo). El momento para empezar a dar otro tipo de alimentos es entre los 4 y los 6 meses, pero tenemos que tener en cuenta que es una etapa de transición entre los alimentos líquidos y los sólidos. La mejor forma de hacerlo según la OMS es ir aumentando la consistencia y variedad de los alimentos. Así, se pueden empezar con purés, papillas, mi Primer Danone y otros semisólidos.

Textura

Al principio, la textura ha de ser semisólida ya que hasta el momento el bebé ha estado acostumbrado a la consistencia líquida de la leche materna o el biberón. Poco a poco, podemos ofrecerle alimentos más espesos hasta que el pequeño aprenda a masticar, alrededor de los 10 meses.

Podemos iniciarlo con texturas como las de las papillas de cereales o los mi Primer Danone, con textura de yogurt pero realizados a base de leche de continuación. Además le aporta calcio, vitaminas y la cantidad de proteínas y grasas adecuadas para el pequeño.

Además mi Primer Fruta y Leche ayuda a introducir fruta apta para el bebé a partir de los 6 meses, especialmente cuando esta es rechazada por el pequeño puesto que es algo nuevo para él. Su  textura suave y cremosa es muy fácil y cómoda de dar y asimilar por parte del bebé porque ya le gusta mi Primer® Danone y le resulta familiar. Con una unidad de Mi Primer Fruta y Leche le damos casi ½ ración de fruta con cuchara y con una textura muy suave y agradable al paladar del pequeño.

Los purés suaves aparecen como el alimento ideal para aprender a tragar alimentos sólidos. Manzanas, peras, zanahorias, patatas son fáciles de cocinar y chafar. Asegúrate de pelarlas antes para eliminar la piel.

Sabor

Puedes dar a probar a tu bebé sabores suaves como la calabaza, zanahoria y otros vegetales antes de introducirlo en sus comidas. Cocínalos como habitualmente lo haces pero sin añadir azúcar o sal.

También puede experimentar con sabores más dulces como galletas María o palitos de pan, que se comen con las manos, a medida que se acerca a los 12 meses de edad.

* La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante sus primeros meses de vida.

Danone recomienda una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

¿Cómo se prepara?