{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El otoño acostumbra a llegar acompañado de algunos cambios que son evidentes tanto para grandes como para pequeños. El inicio de la guardería o del colegio, los cambios de temperatura, la reducción de horas de sol o las nuevas rutinas que apuntan al cambio de estación y es necesario cuidar y mimar a los pequeños, sobre todo en la alimentación.

Cabe recordar que para los más chiquitines de la casa la leche materna es el mejor alimento, al menos durante sus seis primeros meses de vida. A partir de los seis meses también se le puede dar ‘Mi primer® Danone’, hecho con leche de continuación. Con este alimento, además de disfrutar el bebé con un buen postre, tú te quedarás tranquila sabiendo que toma un alimento lácteo fresco específicamente elaborado para peques de 6 a 24 meses.

Para los pequeños que ya comen más variedad de alimentos es importante que coman frutas y verduras de temporada, que en otoño responden a frutas como las naranjas, manzanas, mandarinas, etc. En el caso de las verduras otoñales, de entre las más frecuentes en esta época del año, encontramos para las primeras papillas del bebé judías verdes, zanahorias, calabazas, calabacín y, en el caso de bebés más mayores y que ya toman más verduras en su dieta, se les puede dar alcachofa, boniatos, coles de Bruselas, coliflor, acelgas, etc.

Para los  bebés que ya comen de todo y tienen una dieta variada, también son interesantes las setas, ya que son propias del otoño y aportan proteínas vegetales, así como vitaminas y minerales.

Es importante, además, presentarles a los niños las frutas y verduras para hacérselas más atractivas y sobre todo que en la mesa se coma de todo y para todos. Los niños suelen aprender a comer viendo cómo lo hacen los mayores y si los papás comen frutas y verduras, se les estará dando un buen ejemplo a los pequeños para que ellos también se las coman.

Además, a partir del año de edad, otro de los alimentos que debe estar presente durante todo el año son las legumbres, las cuales  se recomiendan tomar tres o cuatro veces a la semana. Sin olvidar también que es preciso que los pequeños sigan una dieta variada rica en hierro, presente en  carnes,  pescados, frutos secos o los cereales integrales. 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.