{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

A continuación tienes unos consejos para cuidar tu alimentación y así la del bebé, ahora que tus necesidades nutricionales se ven aumentadas

  • Reparte las comidas en un mínimo de 5 tomas al día para tener energía suficiente todo el día y poder aportar al bebé todos los nutrientes que necesita en cada toma. Acostúmbrate a comer algo antes de acostarte.
  • Asegura un aporte de 2-3 litros diarios de líquido (agua, leche, zumos de fruta naturales…) ya que es necesario para que produzcas leche.
  • En esta etapa tus necesidades de calcio y Vitamina D siguen incrementadas,  igual que durante el embarazo, para poder cubrir tus necesidades y las del bebé. Debes tomar hasta 1.200 mg de calcio y 10 µg de Vitamina D. A día de hoy hasta un 64% de las mujeres no llegan a cubrir estas necesidades. Son especialmente importantes en esta etapa porque son componentes de la leche materna y además te ayudan a mantener los huesos fuertes.
  • Consume carnes bajas en grasa, pescado y huevos como aporte de proteínas de origen animal, y legumbres y frutos secos como proteínas de origen vegetal.
  • Toma frutas y verduras de temporada todos los días por su aporte en vitaminas y minerales esenciales para ti y tu bebé.
  • Utiliza aceite de oliva virgen extra para cocinar y aliñar por su contenido en grasas saludables y su riqueza en vitamina E, potente antioxidante.
  • Consume hidratos de carbono complejos y preferiblemente integrales como pan, pasta, arroz, legumbres, patatas y cereales.
  • Pon atención al consumo de alimentos o bebidas que pueden modificar el sabor de la leche materna y hacer que el bebé la rechace (alcachofas, espárragos, ajos…).
  • Están totalmente desaconsejados el tabaco y las bebidas estimulantes y alcohólicas.
  • Te dejamos un Plan semanal rico en calcio y vitamina D para ayudarte a cubrir las recomendaciones de estos nutrientes durante la lactancia.

Si tienes cualquier duda consulta siempre con tu médico especialista, él te aconsejará sobre que es lo que mejor te conviene en cada momento.

Recuerda que la leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo de tu bebé, por eso, ¡si te cuidas, le cuidarás a él! ¡Feliz lactancia!

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.