{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Para que un bebé a partir de los seis meses empiece a comer alimentos sólidos, mamá y papá deben estar atentos a las señales que les dicen que su bebé está listo para esta nueva etapa de su vida. Algunas de esas señales son, por ejemplo, que el bebé se quede erguido y que sepa mantener la cabeza también erguida. Además debe saber estar sentado, se le debe ver el interés por alcanzar los alimentos sólidos e incluso los papás deben notar que el bebé hace gestos con la boca de querer masticar.

En esta etapa el bebé aprenderá nuevos hábitos de comida y disfrutará probando nuevos sabores. Al principio puede que haya sabores que le interesen más que otros, pero siempre se le debe seguir insistiendo para que adquiera buenos hábitos, para que se acostumbre a comer de todo y para que pruebe nuevas texturas.

Es importante tener en cuenta que el pediatra es quien mejor conoce las necesidades de tu bebé, por lo que es quien mejor te puede aconsejar. La forma de introducir estos nuevos alimentos en su rutina diaria es, al principio, en forma de purés o papillas, más adelante, cuando el bebé empiece a tener sus primeros dientecitos y aprenda a masticar, se le pueden introducir los alimentos en trocitos pequeñitos.


Concretamente, siguiendo siempre las indicaciones del pediatra, a partir de los cuatro meses se le puede añadir cereales sin gluten como los de maíz, arroz, soja o tapioca en el biberón. A partir de los seis meses pueden comenzar a tomar cereales con gluten de trigo, avena, centeno o cebada. La leche de fórmula, durante los primeros meses de vida del bebé es la leche de inicio y a partir de los seis meses se cambia a la leche de continuación. Ésta es también una alternativa a la leche materna a partir de los seis meses. Otro de los alimentos que se le introduce al bebé a partir de esos seis mesecitos son los lácteos elaborados con leche de continuación. Uno de los postres preferidos de los bebés es Mi Primer Danone, un alimento infantil ideal para acompañar esta primera fase de alimentación complementaria.

En el caso de las frutas, en esta etapa podrá comenzar con naranja, plátano, manzana y pera. En el caso de las verduras, el bebé puede comenzar a comerlas entre los cinco y los seis meses, empezando por la zanahoria, judía verde, calabacín, puerro y calabaza. De hecho la primera papilla que se suele introducir en la dieta del bebé es la que se elabora con zanahoria, patata, judías verdes, un poco de pollo y aceite de oliva.

En el caso de la carne, a partir de los cinco o seis meses se le puede introducir en la papilla de verduras el pollo y el pavo, siempre cocido y bien triturado, claro está. La ternera se suele introducir a partir de los siete meses y el cordero y el jamón york se suelen introducir a partir de los nueve meses. 

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.