{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El momento más adecuado para introducir los alimentos sólidos en la dieta del bebé es, según la Organización Mundial de la Salud,  a los seis meses de vida. Hasta ese momento el alimento ideal y en exclusiva para el peque es la leche materna. Según la Asociación Española de Pediatría, para empezar a dar alimentos sólidos a un bebé, éste ha de poder quedarse sentado solito. Además, ayuda mucho que el pequeño muestre cierto interés y curiosidad por probar nuevos sabores y texturas.   

El pediatra, llegado este momento, te hará las recomendaciones necesarias para ayudarte a empezar a dar alimentos sólidos a tu bebé. Normalmente se le van introduciendo los alimentos en su dieta de uno en uno y en pequeñas cantidades, no necesita nada más porque ya tiene la leche materna que lo alimenta, y esta introducción se hace con varios días de separación para poder determinar por descarte el origen de posibles alergias alimentarias.

Es mejor ofrecerle los alimentos una vez ha tomado el pecho y dejar que vaya saboreándolos y probándolos sin agobios, dejando que investigue y que se acostumbre a los sabores.  La introducción de los sólidos en el bebé es una parte importante en su educación alimentaria, si toma leche materna, el peque ya está nutrido, lo que necesitamos es que se vaya acostumbrando a los nuevos sabores y que vaya educando su paladar.

Para las mamás, este proceso es mucho más fácil si sentáis al bebé a la mesa y dejáis que os vea comer, al tiempo que le ofrecéis aquellos alimentos que sabéis que puede empezar a probar, pero sin agobiarlo ni exigirle que se coma una ración determinada.  Para que se acostumbre a la comida normal, podéis dejar que vaya probando de vuestro plato, siempre que no contenga alimentos que no sean recomendables para su edad.

El principal consejo en estos momentos es que si le estas dando leche materna a tu hijo, es mejor no agobiarse ni agobiarle. En esta primera fase no tiene sentido preocuparse porque el bebé no coma porque los nutrientes ya los está recibiendo con la leche. Es mejor dejar que tu pequeño se vaya acostumbrando poco a poco a comer alimentos sólidos dejando que la transición entre la leche materna en exclusiva y la toma de alimentos sólidos sea un proceso natural. En este sentido, para que él se pueda acostumbrar a comer alimentos sólidos es dejar que los coja con sus propios deditos y se los lleve a la boca, cuidando siempre que sean pequeños trocitos.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.