{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El mejor momento para asear la carita del bebé es después de su baño, ya que está relajado y recién cambiado. A continuación os explicamos algunos truquitos para que podáis hacerlo de manera fácil y completa.

En primer lugar pasarle una gasa mojada por la carita de arriba a abajo y con suavidad, parándote en los orificios nasales en los que a veces se queda algún moquito. Si está más congestionado, una pera extractora te irá bien. Si los moquitos le irritan las aletas de la nariz, ponerle un poco de crema hidratante le ayudará a calmar la piel.  Usar una esponja húmeda o alguna toallita especial para la cara también te puede servir para limpiarle la carita.

Los ojos del peque son delicados por eso necesitan un cuidado especial. Para sacarle las legañas tenemos que vigilar siempre de no hacerlo cuando están secas. Para humedecerlas es eficaz utilizar suero fisiológico y después quitarlas con una gasa húmeda. Mejor si lo haces hacia abajo y sin presionar demasiado.

Cuando el bebé salga de su baño es importante que nos aseguremos de que le secamos bien los oídos. Hay que poner especial atención en los huequitos, en los que se pueden quedar gotas de agua. Si el peque tiene demasiada cera no debemos intentar sacársela con bastoncillo ni introducir nada dentro. Como máximo, intentar limpiarle la que está en la zona de más hacia fuera con una gasita.

La boca hay que cuidarla desde bien pequeñito para que los dientes salgan sanos. Por eso, después de la última toma de día del peque, no está de más que le pases una gasita con suero por las encías y dientes.

Esperamos que os sirvan estos pequeños trucos para conseguir que vuestro peque esté impecable después de su baño.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder