{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Que tu bebe se duerma fácilmente no es siempre una tarea sencilla. Y eso que se puede estar más de la mitad del día durmiendo, aunque hay algunos que podrían pasarse la mitad del día llorando y la otra mitad comiendo.

Por ello, para ayudar a los peques a dormir,  hay algunos truquitos que a lo mejor no estabas aplicando y que seguramente te puedan ayudar.

Primero tendremos que empezar por un baño, con agua calentita (a 35-37ºC), ya que suele relajar a la mayoría de los peques. Incluso puedes añadir al agua unas gotitas de esencias de lavanda, para aclimatar mejor el ritual del baño relajante.

Una vez acabemos con el baño pasaremos a hacerle un masajito para aumentar el estado de relajación de tu bebé.  Puedes echarte unas gotitas de aceite en tus manos, frotártelas y  colocar boca abajo al peque para acariciarle la espalda, alternando suaves movimientos con la palma de la mano abierta y caricias con las yemas de los dedos, desde el cuello hasta el culito.

Una vez hemos acabado con la fase de relajación, podemos darle la cena a nuestro peque, siempre en un ambiente relajado y sin televisión.

Y finalmente, después de todo este ritual, ya podemos llevar al bebé a su cunita.


El sueño de los bebés

El sueño de los peques es completamente distinto al de los padres. El bebé comienza con una fase de sueño ligero, para después pasar al sueño más profundo, por eso si se despierta en la fase más ligera no lo hará por hambre y será mejor no darle de comer para volver a dormirlo.

Si tienes a tu bebé en brazos y ves que está dormido minutos después de haberlo cogido, seguramente estará en la fase de sueño ligero, por lo que deberías tenerlo en brazos unos minutos más antes de dejarlo en la cuna por si se despierta.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.