{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cuando el bebé crece y empieza a tomar alimentación complementaria a la lactancia materna, los padres pueden comenzar a establecer rutinas que ayudarán a que el bebé se vaya acostumbrando a adoptar buenos hábitos alimenticios. La educación en esa etapa de la vida es más importante de lo que muchos papis imaginan, porque piensan que los bebés de un añito o más son muy pequeños, pero este es uno de los momentos más cruciales para que el bebé adopte hábitos que le ayudarán a comer bien el resto de su vida y a mantener ese estilo de vida saludable.

Los bebés aprenden mucho por imitación, lo aconsejable no es imponerle un alimento solo por el hecho de que los padres sepan que es saludable y de que le conviene comerlo. Para enseñar al bebé a comer bien el primer paso es que los padres también lo hagan y dejen que el bebé se siente en la mesa a las horas de las comidas. En el momento en que el pequeñín tenga la curiosidad de probar nuevos alimentos es cuando los padres pueden ir dándole pequeños trocitos que pueda masticar.

Una de las comidas que deben aprender bien y desde que empiezan a tomar más alimentos, es decir, a partir de un año, es el desayuno. A medida que crecen deberán aprender que el desayuno se debe componer de lácteos, cereales y frutas. La fruta es uno de los elementos que más cuesta hacer que se coman cuando se levantan, pero se debe acostumbrar al pequeñín a que es parte del desayuno.

Para dar una alimentación sana al bebé se le deben proporcionar las cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Las cenas deben ser ligeras y es importante que los bebés coman por la noche alimentos que no hayan comido durante el resto del día para alternar con otros alimentos necesarios para su crecimiento.

Muchas veces los padres se preguntan cómo animar a que sus hijos coman bien y se acostumbren a esas rutinas. Una de las maneras es, a medida que crece, hacerle partícipe en la medida de lo posible de cómo se preparan las comidas, cómo se lavan los alimentos e incluso de cómo llegan a casa. Es decir, cuando se hace la compra y muchos padres sientan a su bebé en el carrito, antes de meter los productos en el carro habría que enseñárselos e incluso dejar que los metan en el carrito.

De esta manera el bebé se irá acostumbrando a ver cómo entran los alimentos en casa, cómo se cocinan y luego cómo se comen. Todo es parte de la educación y todo ayuda a que los bebés se acostumbren a comer bien. ¿Qué trucos has utilizado para acostumbrar a tu pequeñín a comer de todo y de forma saludable?

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.