{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

El peque es muy sensible a todo lo que le rodea y percibe el estado de ánimo de sus papis o la persona que le cuida. Por lo tanto, si el bebé está llorando por mucho que nos angustiemos tenemos que mantenernos relajadas para que bebé se tranquilice pronto.

Ya que si intentamos calmarle estando nerviosas veremos que aunque finjamos estar tranquilas el peque lo notará y reaccionará a ello con más llanto.

Si se diera el caso de que no fuéramos capaces de relajarnos, siempre es mejor pedir ayuda a la pareja, a un familiar o a un amigo para que con su actitud relajada pueda transmitir esta serenidad al peque.

También es muy importante estar tranquilos cuando vayamos a darle un baño, un masaje, la cenita y la nana. Ya que si permanecemos tranquilos en todos estos momentos el bebé se dormirá plácidamente.

¿Cómo se prepara?