{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

Cuidados edad de 0 a 5 meses

Los primeros días después del parto y con el bebé en casa suelen pasar muy deprisa, son días que luego se recuerdan con cariño aunque ese momento pueda parecer algo estresante por el sentimiento que se suele generar en los papás primerizos de inseguridad. Al llegar a casa, lo primero que debes tener en cuenta es que el bebé requiere de unos cuidados, pero mamá también debe descansar.

Por ello, el cuidado del bebé se debe hacer entre los dos progenitores, de forma que mamá pueda descansar a ratos del cuidado del pequeño. Entre los cuidados más habituales está dar de comer al pequeñín, si es posible con lactancia materna, ya que es la más indicada por todos los especialistas, o si no es posible, lactancia artificial. Por ello es importante que antes de salir del hospital mamá haya podido consultar todas sus dudas con el pediatra, las enfermeras o las auxiliares. No obstante, una vez fuera del hospital, se puede acudir a un grupo de lactancia donde se puede recibir también mucha ayuda.

Otro de los cuidados del bebé al llegar a casa es el cuidado del ombligo, posiblemente a mamá ya le hayan dado indicaciones en el hospital, pero generalmente se recomienda mojar el ombligo sólo una vez al día, aprovechando la hora del baño, hasta que se le haya caído la pinza. La hora del baño es un momento relajante para el bebé en el que el agua debe estar a una temperatura entre los 36 y los 37 grados.

Cómo poner al bebé a dormir es otro de los temas estrella una vez que ya está en casa. Normalmente se suele recomendar que duerma de costado o boca arriba, pero con una ligera inclinación del colchón. También se debe cuidar de que la temperatura de la estancia del bebé se encuentre entre los veinte y los veintidós grados aproximadamente, incluso si se coloca un cacharrito con agua en la habitación para evitar que se reseque el ambiente, mucho mejor.

Recuerda que es importante que, una vez se haya vuelto del hospital con el bebé, éste tenga siempre la uñitas bien cortas para evitar que pueda arañarse la carita. Por otro lado, durante el cambio del pañal aprovecha para tener ese contacto piel con piel tan necesario para establecer el vínculo con el recién llegado. Por último, recuerda que mamá debe descansar, lo ideal es que cuando el bebé duerma, mamá también lo haga para estar descansada durante las tomas del pequeñín.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder