{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Un bebé bien alimentado es un bebé sano y, sobretodo, feliz. Por lo que saber si le estamos dando suficiente leche es muy importante, especialmente en sus primeros días de vida. Y saberlo es muy sencillo, solo tienes que ver las señales que te da tu peque.

Normalmente tu bebé dejará el pecho cuando esté lleno y, aunque se tome una pausa mientras come, dale tiempo para que decida si ya ha tenido suficiente. Si notas que hace ruidos mientras come, puede significar que no ha cogido bien tu pecho, así que recolócale para que esté cerca de ti. Si tiene hambre se moverá para buscar el pecho.

Si después de darle de comer tu peque está contento y duerme tranquilo entre 1 y 2 horas seguidas significa que está bien alimentado.

En cambio, si ves que está cansado y revoltoso, y que moja los pañales menos de 4-5 veces al día (con los pañales súper absorbentes es más difícil de valorar) puede significar que está tomando poca leche. En tal caso, consulta con tu pediatra.

¿Y si sigue hambriento después de comer?

Algunos bebés siguen hambrientos incluso después de haber comido varias veces. Si esto le pasa al tuyo, debes consultar con tu pediatra.

¿Cómo se prepara?