{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS

Portear al bebé ha sido una costumbre que hemos adoptado de los principios de la historia de la Humanidad. Los bebés, indefensos ante el mundo, debían estar vigilados en todo momento por sus padres, por lo que eran trasladados junto a ellos. El calor y el contacto que percibía el peque de su papá o mamá refuerzan el vínculo, le permite sentirse protegido y seguro.

Entre las ventajas del portabebés permite que el papá o mamá, al estar tan cerca de su bebé, pueda percibir sus necesidades en todo momento y atenderlas de lo más rápido. El pequeño se sentirá tan seguro que no tendrá que llorar para pedir lo que quiera.  

Cada vez más expertos en bebés y pediatras recomiendan portear, tanto cuando el bebé es recién nacido como cuando es más mayor. El porteo a pesar de lo que algunos creen, es una práctica muy saludable, que se aconseja como para aliviar problemas ya existentes. Si bien existen algunos artículos de puericultura de los cuales podemos prescindir por la poca utilidad que les vamos a dar, el portabebés es una apuesta rentable: resultará útil, económico y además será favorable para el desarrollo de tu bebé.

No todos los portabebés son iguales, tenemos que hacernos con uno ergonómico que nos garantice una correcta postura de la espalda del bebé, en forma de C.  La barriguita del peque tiene que quedar pegada a ti, tenlo en cuenta cuando pruebes el portabebés. Tiene que ser ajustable para sus piernecitas y también a tu espalda para que no sufras dolores. Busca uno que no sea rígido y se adapte a los movimientos del bebé sin aplastarlo, recogiendo su cabecita.  

La seguridad es muy importante en un portabebés. Busca la calidad por encima de todo. Aunque no haya un modelo ideal de portabebés puedes dejarte aconsejar por algún experto en porteo o comadrona.

¿Cómo se prepara?