{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

En este artículo queremos ayudarte a resolver algunas dudas a la hora de calentar y guardar la comida del bebé.

Calentar comida de bebé

A los bebés, normalmente, no les molesta la comida caliente o a temperatura ambiente. Así que puedes calentarla tranquilamente. Eso sí, siempre deberías hacerlo de la manera adecuada y permitir que se enfríe un poquito antes de dársela a tu peque. Aquí tienes unos cuantos consejos acerca de cómo calentar correctamente su comida:

  • Calienta la comida casera en el microondas o en una sartén hasta que esté caliente y humeante. No intentes hacerlo a medias.
  • Si utilizas potitos, caliéntalos al baño maría.
  • Comprueba que la comida está caliente probándola con una cuchara. Y luego remuévela para enfriarla un poquito.
  • Nunca recalientes la comida más de una vez, y tira siempre lo que sobre.
  • Si la calientas antes, no la dejes enfriar durante mucho tiempo. La comida empieza a estropearse a partir de las 2 horas.

Guardar la comida

Al principio, tu peque quizás coma solo una pequeña cantidad del puré que cocines. Aun así, es una buena idea tener algo ya preparado en el congelador para ahorrar tiempo otro día. Pero hay algunos consejos de conservación que deberías tener en cuenta:

  • Congela la comida lo antes posible.
  • La temperatura de tu congelador debería ser de -18oC o menos.
  • Utiliza bolsas bien cerradas o cubiteras dentro de un plástico con el contenido y la fecha bien visible.
  • Puedes tener la comida hasta tres meses en el congelador.
  • Descongela bien la comida antes de usarla.
  • Nunca congeles dos veces la misma comida.

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.