{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad
Dificultad
{{articleDetail.image[0].alt}} {{articleDetail.image[0].alt}}
{{image.alt}} {{image.alt}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}



TEMAS
{{freetag}}

El llanto del bebé es uno de los primeros indicativos de que ha llegado un bebé a casa. El llanto en los bebés no es otra cosa que su forma de comunicarse y de decirle a sus papás qué necesidades tiene. Cuando el bebé llora probablemente sea porque es su forma de decir tengo hambre, tengo sueño, tengo frío, estoy aburrido, necesito cariño, me molesta algo, tengo el pañal mojado, etc. El llanto es su forma de decirle a papá y mamá qué le pasa y con el tiempo y la experiencia los padres se acostumbran a diferenciar el tipo de llanto y su ritmo, por lo que dependiendo de cómo esté llorando su bebé es casi seguro que mamá y papá sepan lo que le pasa.

No hay que agobiarse si al principio no se sabe diferenciar el tipo de llanto del bebé, lo importante es que los papás observen qué le puede pasar al pequeñín y a partir de ahí actúen para calmarlo. Es evidente que los llantos que son producidos por hambre, frío, sueño o por el pañal mojado son rápidos de calmar, ya que si tiene hambre al darle de comer se calmará, si tiene sueño y se le favorecen los estímulos para que duerma también lo hará y si se le cambia el pañal que le molesta, posiblemente se calmará rápidamente.

Para calmar el llanto del bebé

Pero si el bebé tiene todas sus necesidades atendidas, no está malito y sigue llorando se le puede calmar de diferentes maneras. Cada mamá irá usando sus propios instintos para calmar el llanto de su bebé. Una de las técnicas que suelen funcionar muy bien es reproducir la estancia en el útero materno. Esto se puede conseguir de diferentes formas, como por ejemplo arrullar al bebé. Hay muchas culturas que envuelven al bebé con una mantita o una sabanita para contenerle y darle la sensación de seguridad que tenía dentro de mamá. También funciona tumbar al bebé sobre mamá o papá, ya que los latidos del corazón, los sonidos y el olor de mamá le recordarán su plácida estancia en el útero materno.

El balanceo es otro de los movimientos que se suelen usar y que funcionan bastante bien para calmar el llanto del bebé. Los brazos de mamá o papá suelen poseer una magia especial para sus bebés y al estar en brazos y sentirse balanceados, con el calor, el olor y la sensación de seguridad, los bebés suelen calmarse. Otros consejos que suelen darse son, por ejemplo, darle un masaje al bebé, calmarlo con un baño, mostrarle juguetes llamativos con vivos colores, dejar que se refleje en un espejo (esto puede llamarle mucho la atención), etc.

¿Cómo se prepara?

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder