{{articleDetail.tags[0]}}

{{articleDetail.title}}

Dificultad

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

TEMAS
{{freetag}}

{{articleCapitalLetter()}}

TEMAS
{{freetag}}

Ingredientes

  • {{ingredient.ingredient}} {{ingredient.quantity}} {{ingredient.unit}}

El colecho consiste en dormir con los hijos, especialmente cuando aún son bebés. Esta técnica puede significar hacerlo en la misma cama o bien utilizar una cuna especial que se puede adherir a ella, de manera que la madre y el bebé comparten superficie continua, sin barreras entre ellos. Se trata de una práctica normal en varios países del mundo, especialmente en los orientales. Aunque en los últimos años se ha estado introduciendo paulatinamente también en nuestro país. ¿Es algo que beneficia o perjudica al bebé? Hay opiniones para todo.

Beneficios del colecho

Se han encontrado diferentes beneficios del colecho estudiados por expertos y basándose en la experiencia de padres e hijos:

  • Facilita la lactancia materna: el Ministerio de Sanidad afirma que el colecho en el hogar facilita la lactancia materna a demanda, al permitir a la madre percibir los primeros signos de hambre de su hijo.*
  • Puede refuerza el vínculo afectivo entre los padres y el niño al compartir el momento del sueño.
  • Facilita el descanso del bebé: la seguridad que transmite la cercanía de los padres al bebé puede ayudarle a conciliar el sueño de manera más rápida. Igualmente, ante cualquier llanto, no será necesario que los padres se levanten de la cama para atender al niño, por lo que facilita también su descanso y comida.
  • Contribuye a sincronizar los ritmos de sueño entre la madre y el bebé.

Desventajas del colecho

Sin embargo, no todo son ventajas en el colecho, también existen algunos inconvenientes que se pueden dar especialmente cuando el bebé comienza a crecer:

  • Existe riesgo para el bebé, especialmente en los casos en que el colecho se produzca en la misma cama en la que duermen los padres, pues durante el sueño y de manera inconsciente se podría dañar al bebé.
  • Puede resultar incómodo para los padres a medida que el bebé crece, pues se mueve más, da más vueltas, patadas o tardan más en conciliar el sueño, lo que puede perturbar al final el descanso de toda la familia.
  • Resta intimidad a los padres, pues durmiendo con un bebé o niño en la misma cama no existe la intimidad entre pareja.
  • Podría causar dependencia en el niño si se acostumbra en exceso a la proximidad de los padres. Esto podría hacer que el bebé presente dificultades para dormir por sí solo o que aumente la frecuencia de las tomas de pecho.
  • Algunos padres consideran poco higiénico el hecho de compartir la misma ropa de cama y espacio que un bebé, pues lo ideal es asegurarse de que el niño descanse siempre en un lugar limpio.

En cualquier caso, te recomendamos consultar a tu profesional sanitario en caso de tener cualquier duda.

Colecho, ¿hasta qué edad?

Los expertos que recomiendan esta técnica lo hacen orientándola a los bebés, pues lo que se pretende es preservar y facilitar la lactancia materna. No hay una edad establecida hasta la que mantener el colecho, pero lo normal es que no vaya más allá de los cuatro o cinco años, siendo incluso recomendable que se limite solo a cuando sea un bebé.

Por otro lado, existen una serie de recomendaciones que debemos tener en cuenta antes de practicar el colecho:

  • El Ministerio de Sanidad recomienda que en lugar de una cama se practique en una cuna tipo sidecar. De esta manera se facilitarán las tomas y se reducirá el peligro de dañar al bebé mientras dormimos.*
  • Así mismo, se recomienda mantener al bebé en posición supina y sobre una superficie plana y firme para realizar un colecho seguro. Hay que asegurarse de que el niño no tiene la cabeza tapada.
  • Los padres fumadores, que consumen alcohol o medicamentos que alteran el nivel de conciencia no deberían practicar el colecho.
  • Evitar que las mascotas se suban a la cama o a la superficie sobre la que duerma el bebé.

Como conclusión, encontramos que la ventaja más significativa es que el colecho favorece la lactancia materna, importante para el desarrollo del bebé, pues será su único alimento durante los primeros seis meses de vida. A partir de aquí podremos comenzar a introducir otros alimentos en su dieta. Mi Primer Danone es un alimento infantil y fresco, elaborado con leche de continuación que aporta a los bebés calcio, hierro y ácidos grasos esenciales. Pueden comenzar a tomarlo a partir de los seis meses.

*Fuente: http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/pdf/equidad/cuidadosDesdeNacimiento.pdf

¿Cómo se prepara?

TEMAS
{{freetag}}

¿Quieres publicar un comentario? Regístrate o Inicia sesión

Publicar

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder

Mónica naranjo

Los síntomas aparecen frecuentemente después de la ingesta de productos que contienen lactosa.

Responder

Marta Sánchez

El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua, 18% de proteínas, 6% de minerales y aproximadamente 16% de grasa - esto significa que la proteína es el segundo nutriente más importande de nuestro cuerpo (después del agua).

Responder
Danone utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de analítica y mostrar contenidos acorde a tus intereses. Si continuas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.